Asuntos del pleno municipal

Baños del Carmen, el proyecto eterno

  • Dieciséis años después de que las administraciones iniciasen los trámites para regeneral el espacio, la actuación sigue parada · El PP presenta una moción exigiendo a Medio Ambiente celeridad

Comentarios 3

Dieciséis años después de que oficialmente se iniciase el camino para regenerar uno de los espacios más reconocibles de Málaga capital, los Baños del Carmen, la intervención sigue en dique seco y sin desarrollarse. Por este motivo, el equipo de gobierno del PP va a presentar una moción al próximo Pleno municipal, que se celebra mañana, instando al Ministerio de Medio Ambiente a que acelere los trámites con el fin de licitar, contratar e iniciar las obras de mejora de este enclave lo antes posible.

En su exposición de motivos, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, defendió el impulso de esta iniciativa en la necesidad de dar una solución al proyecto acordado por el Ayuntamiento y la Demarcación de Costas. "Desde hace años, los malagueños anhelan una rehabilitación integral de este espacio", comentó el edil del PP.

La larga tramitación administrativa de la actuación se remonta a 1993, cuando el Ayuntamiento aprobó de manera definitiva el Plan Especial de los Baños del Carmen, con informe favorable de Costas. Siete años después tuvo entrada en la Casona del Parque un documento de la Demarcación de Costas sobre la regeneración ambiental de este espacio, tras lo cual ambas instituciones acordaron que fuese el Consistorio el que encargase del proyecto del parque marítimo de los Baños del Carmen mientras Costas elaboraba y tramitaba la actuación sobre la playa.

Según Díaz Guirado, el equipo de gobierno remitió su parte del trabajo al Ministerio de Medio Ambiente en 2002, guardándose silencio por parte de la Administración central hasta 2006, cuando a petición de Costas se inició el trámite para modificar el plan especial, que quedó aprobado en mayo de 2007. El siguiente paso adoptado por el organismo estatal fue redactar un texto refundido del plan de regeneración ambiental y del parque marítimo, que "hoy sigue pendiente de aprobación por parte del Ministerio de Medio Ambiente". Ello, a juicio del concejal del PP, impide que se rescaten las dos concesiones administrativas existentes: la del restaurante y la de Astilleros Nereo.

Sea como fuere, la realidad es que la estampa de abandono de Baños del Carmen ha acabado por sustituir a la imagen que tienen de este enclave en la memoria muchos malagueños, abierto en los años 20 del siglo pasado. En esa época, había quioscos para refrescos, casetas para cambiarse diferenciadas entre hombres y mujeres, el restaurante, pistas de tenis o una arboleda de eucaliptos. También se instaló un campo de fútbol que utilizó el Málaga hasta que el estadio de La Rosaleda abrió sus puertas en 1941. "Estamos en una situación que no puede esperar más porque este espacio pasa cada vez a un estado más deplorable", sentenció Díaz Guirado.

De otro lado, el PP anunció la presentación de una moción instando a la Junta de Andalucía para que elimine del Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Málaga (Potaum) las determinaciones que permitirían la construcción de una segunda central de ciclo combinado en unos terrenos situados en la desembocadura del río Guadalhorce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios