Bendodo mantiene a sus directivos de confianza y rescata a Carmen Casero

  • La ex edil de la capital coordinará el grupo del PP, con un salario de 44.900 euros

La Diputación provincial de Málaga sigue siendo refugio de ex concejales y ex directivos del Ayuntamiento de Málaga. Tras haber rescatado el pasado mandato a ediles como Manuel Marmolejo y Mercedes González, en el arranque del presente mandato el presidente de la institución, Elías Bendodo, hace lo propio con Carmen Casero, ex edil del distrito Este en el Consistorio de la capital.

Casero quedó fuera del actual equipo de gobierno del PP debido a la pérdida de apoyos sufrida por los populares en los pasados comicios locales del 24 de mayo. La ex concejala popular, a diferencia de lo ocurrido en la Casona del Parque con otros compañeros de Corporación, como Luis Verde, José del Río o Eva Sánchez (no elegidos en las urnas), no fue recuperada por el regidor popular para una de las direcciones de distrito. La reacción de Bendodo es bien distinta, al contar con ella como coordinadora del grupo del PP en la institución supramunicipal, lo que le permite cobrar 44.900 euros brutos anuales. Junto a Casero se mantiene del periodo anterior Mercedes González en calidad de asesora técnica, con 19.900 euros.

Destaca el ascenso de Ana Puga, hija de Ana Rico, que aparece en la relación de cargos de confianza de la Diputacion como nueva directora técnica de Empleo, Formación, Recursos Europeos y Nuevas Tecnologías, lo que la sitúa con un salario bruto anual de 39.900 euros. En el pasado mandato formó parte del grupo popular. Y recupera a la que ex diputada provincial Leonor García-Agua como directora del área de Desarrollo Económico y Productivo.

Resalta la apuesta por Bendodo por mantener inalterable el núcleo duro de su personal de confianza. En este apartado se mantienen Antonio Jesús López Nieto, Salomón Castiel, Juan Manuel Rodríguez y Andrés Gutiérrez Istria, principalmente. López Nieto pasa de dirigir la Oficina de Alcaldes a ocupar el puesto de jefe de gabinete, lo que le convierte en el mejor pagado de la estructura, con 59.900 euros.

Gutiérrez Istria, quien fuera durante años gerente de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, recuperado por Bendodo ya iniciado el pasado mandato, se mantiene como director del área de Fomento e Infraestructuras; Castiel, también durante años director del Teatro Cervantes, continúa al frente de La Térmica, y Rodríguez, que fue director deportivo del Unicaja de Baloncesto, continúa como director de Deportes y Juventud. A estos tres nombres se añade el de Antonio Roche, como director del área de Presidencia.

En la parte correspondiente a los grupos políticos, Ciudadanos deja sin nombrar a uno de los dos asesores técnicos a los que tiene derecho. Sí ocupa la otra plaza con Beatriz González Mora, quien ocupó el puesto 4 de la candidatura a Málaga capital. En IU, el coordinador del grupo es asumida por Dámaso Márquez, ex alcalde de Cuevas Bajas, con una asignación de 44.900 euros.

En total, los nombramientos realizados ayer afectan a 26 de los 28 cargos eventuales que fueron acordados por el PP y Ciudadanos en el del pacto de investidura. Quedan dos puestos vacantes, que podrán ser ocupados más adelante. El equipo de gobierno se reserva una de las direcciones de área y Ciudadanos el cargo de coordinador de grupo. La estructura directiva se reduce en 23 puestos respecto al pasado mandato. Este hecho, sumado a los ajustes salariales aplicados, va a permitir un ahorro anual de 1,3 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios