Bienvenida con moscas y teles

  • El ex alcalde de Marbella ya descansa en su chalé Mi gitana

Las moscas no paraban de incordiar a los reporteros que aguardan la llegada de Julián Muñoz a Mi gitana, el chalé que comparte con Isabel Pantoja en la urbanización La Pera de Nueva Andalucía. A pesar de que el otoño hace días que comenzó, el sol era veraniego y se convirtió en el mejor aliado de la plaga de insectos que se lo ponían difícil a la decena de periodistas y fotógrafos que hacían puerta desde hacía horas para captar las primeras instantáneas del preso liberado. De repente, pasadas las 18:30, los flashes de las cámaras y el revuelo de cables de los programas de televisión que hacían directos sobre el asunto espantaron a los insectos. El ex alcalde de Marbella hizo su entrada en un Audi gris conducido por Foski, su chófer y hombre de confianza. "Estoy bien, tranquilo después de haber pasado 27 meses en la cárcel", dijo Muñoz sonriente, tras bajar la ventanilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios