Buenas manos contra los dolores

La palabra fisioterapia proviene de la unión de las voces griegas physis, que significa naturaleza, y therapeia, que quiere decir tratamiento. Por tanto, desde un punto de vista etimológico, fisioterapia o physis-therapeia significa "tratamiento mediante agentes físicos". Cristóbal Molero siempre tuvo claro que quería dedicarse a esto, para ayudar a curar problemas musculares de las personas. Así, tras terminar sus estudios en la Universidad de Málaga, inició su andadura profesional en un centro de fisioterapia de la propia capital. Ha pasado por distintas clínicas privadas hasta que, recientemente, ha conseguido abrir la suya propia, Fisiocenter, en el barrio de La Malagueta. No obstante, hasta que el negocio empiece a rodar, por las mañanas trabaja para su jefe y por las tardes para él mismo. En su centro, ubicado entre el prestigioso restaurante Café de París y la pizzería Trastevere, ofrece servicios de fisioterapia, traumatológica, neurológica, osteopatía, electroterapia, escuela de espalda y pilates. Una cartera de productos adaptados a las necesidades actuales, donde los problemas musculares, muchos provocados por el estrés, están a la orden del día. / J. A. N.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios