Buscan en Mijas a una niña irlandesa de 15 años desaparecida el 1 de enero

Comentarios 0

Amy Fitzpatrick, de 15 años, pasó la tarde del primer día del año en casa de una amiga en la urbanización Calypso de Mijas. Hacia las 10 de la noche dijo que se iba a su casa para hacer compañía a su madre que se encontraba sola en el domicilio familiar. En ese momento se pierde su pista y ya no se sabe más de ella. La familia denunció la desaparición a la Guardia Civil, que ya está buscando a la niña aunque sin éxito, en un caso que trae a la memoria la desgraciada historia en la localidad de Rocío Wanninkhoff.

Los agentes de la Benemérita han realizado numerosas batidas por la Sierra de Mijas con perros adiestrados e, incluso, ayer un helicóptero llegado expresamente desde Sevilla estuvo rastreando la zona en busca de cualquier pista. De momento todo ha sido en vano y no se sabe nada de la suerte que haya podido correr Amy.

La menor, de nacionalidad irlandesa, vive con su familia en el Edificio Las Lomas de Riviera de la urbanización Riviera del Sol, de Mijas. El camino que separa Riviera del Sol de la calle Santa Ana en la urbanización Calypso es solitario y oscuro, un escenario ideal para actuar con una cierta impunidad con noche cerrada.

De momento todo es un gran misterio. Las indagaciones policiales ya se han centrado también en el entorno de la niña. Los amigos más cercanos han sido interrogados en busca de algún indicio sobre el posible paradero de la niña. Las preguntas se dirigen sobre todo a conocer si Amy pudiera tener algún amigo con el que pudiera haberse ido sin avisar en casa. Una posibilidad que parece descartada en principio. Nada apunta a que la joven se haya marchado por voluntad propia y menos sin dar recado a sus padres de sus intenciones. Su comportamiento de los últimos meses descarta asimismo esta posibilidad.

También han recorrido los investigadores los bares de la zona de El Zoco en la localidad costera por si alguien pudiera haber visto a la menor desaparecida en la noche del día 1. No hay constancia de que nadie la haya visto.

El misterio más profundo rodea de momento la desaparición. La niña no ha llamado a casa ni ha emitido señales que puedan conducir hacia su paradero. Los padres están destrozados y no quieren creerse que se haya esfumado sin dejar ni rastro.

Las labores de búsqueda continuarán hoy en los alrededores de la localidad y se han vuelto a organizar batidas por la zona. Los padres ya se plantean la posibilidad de ofrecer una rueda de prensa para pedir públicamente ayuda.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios