Buscan a un hombre de 80 años desaparecido el lunes en Totalán

  • Un dispositivo integrado por medio centenar de personas inició su búsqueda ayer por la tarde · Hoy se sumarán helicópteros y buzos de la Guardia Civil

Rafael Ruiz Montañez, de 80 años, hacía el camino desde el centro histórico de Totalán hasta el núcleo de Los Castillos donde vive dos veces al día. Este trayecto, conocido como el Paseo de la Salud, tiene un kilómetro y medio. El lunes por la noche no volvió a casa después del café y de la partida de dominó. Su familia denunció su desaparición en la Guardia Civil de Rincón de la Victoria. Desde las cuatro de la tarde un dispositivo integrado por cincuenta personas lo está buscando.

Según explicó el alcalde de Totalán, Miguel Ángel Escaño (PSOE), el operativo se montó a las cuatro de la tarde de ayer después de que Rafael no regresara del pueblo a su casa desde la noche del lunes. Éste arrancó desde la plaza del Ayuntamiento y está integrado por Protección Civil de Moclinejo y Rincón de la Victoria, Guardia Civil, Policía Local, efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y operativos de Totalán. A las siete de la tarde se dio por finalizado el rastreo.

"Este hombre tenía una rutina diaria y se conocía el camino como la palma de su mano. La última persona que lo vio asegura que se lo encontró sentado alrededor de las nueve de la noche próximo al cruce de Totalán con Olías, a apenas medio kilómetro de su casa", comunicó el regidor quien informó que desde esta mañana a las siete y media se montado el dispositivo para continuar con la búsqueda.

Hoy participarán helicóptero, equipos de la Guardia Civil de buceo y efectivos de este Cuerpo con perros para tratar de dar con su paradero. Según explicó su hija, Mari Carmen Ruiz, su padre es un paciente senil, propio de la edad, pero no padece ninguna patología mental.

Con respecto a alguna discapacidad física, la hija del hombre desaparecido apuntó que tiene cierta cojera dado que el año pasado fue operado de una cadera. Es por ello que utiliza un bastón aunque esto no le priva de movilidad. "Alguna vez se había desorientado, pero conoce bien el terreno. Pensamos que ha podido coger cualquier autobús porque esa era su idea cuando se fue.

Posiblemente se haya despistado", comentó su Mari Carmen. Rafael llevaba cuando salió un pantalón azul, una camisa de cuadros, una gorra y un bastón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios