Buscan en la provincia a dos presos que escaparon de una cárcel de Sevilla

  • Los reclusos hirieron presuntamente a un joven en Antequera tras un intento de robo

La Policía Nacional de Málaga continúa la búsqueda de los dos presos que se escaparon en la madrugada del miércoles al jueves de la prisión Sevilla I. Durante su huida, fueron identificados en Antequera, al agredir el mismo jueves por la tarde a un joven que responde a las iniciales M. V. R. en el polígono industrial de la ciudad.

La concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Antequera, Carmen Rosa Torres, declaró que los hechos se produjeron sobre las 19:00 en la Avenida del Romeral, cuando estos individuos intentaron un robo con intimidación que terminó con un joven antequerano herido con tres puñaladas. "Afortunadamente, las heridas no revestían gravedad, puesto que no fueron dañados los órganos vitales, por lo que tras permanecer la noche del jueves en observación en el Hospital Comarcal de Antequera, fue dado de alta el mismo viernes por la mañana", corroboró la edil.

El joven, que trabaja en una cadena de supermercados de la zona, habría sido abordado por los sospechosos para atracarle, según informó Sur. Al negarse la víctima a darles el dinero, ellos le asestaron varias puñaladas. Una patrulla de la Policía Nacional fue la primera en socorrer a la víctima, ya que fueron los propios agentes los que le trasladaron en el coche patrulla hasta el hospital.

Torres aseguró que el joven pudo identificar a los dos internos como los presuntos autores del apuñalamiento y que indicó a la Policía la dirección por la cual habrían huido. Al parecer, la búsqueda podría centrarse en estos momentos en la zona de la costa según las fuentes consultadas. "Esta totalmente descartado que puedan estar todavía por la zona, no obstante, aún se está investigando lo sucedido, por lo que debemos ser cautos con la no información desvelada para no entorpecer el proceso", indicaron.

Los Cuerpos de Seguridad del Estado buscan a Rafael Hidalgo, de 28 años de edad y natural de Córdoba, que cumplía una pena de siete años y seis meses por diversos robos y arrastraba una causa preventiva por homicidio. Su compinche, Mohamed Larli, marroquí de 22 años, cumplía una condena de tres años y seis meses de prisión por robo con violencia y tenía una causa preventiva por hechos de la misma naturaleza. Ambos escaparon de la prisión Sevilla I en la noche del miércoles al jueves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios