Busco trabajo con buen salario y horario y cerca de casa

  • La situación es desesperante para miles de malagueños en paro y, según un informe, lo primero que miran los desempleados en una oferta laboral es el sueldo

Con un panorama de cerca de 150.000 desempleados en la provincia la prioridad absoluta de aquellos que están en el paro es básica: encontrar un trabajo lo antes posible. Sin embargo, dependiendo de la situación de mayor o menor necesidad en la que se encuentre cada ciudadano, también hay una mayor o menor exigencia sobre el puesto de trabajo a ocupar.

Un informe elaborado por la consultora de recursos humanos Randstad hecho público esta semana señala cuáles son aquellos aspectos más valorados por los demandantes de empleo a la hora de pedir un trabajo. La mayoría, el 30%, lo primero que mira es el salario que se le ofrece. Son muchos los gastos que han asumido las familias y, si la situación no es desesperada, muchos desempleados tampoco quieren sentirse explotados. El segundo aspecto que más está mirando el desempleado es el horario laboral, con un 27% de prioridad; el 26% lo primero que busca es que el puesto de trabajo que se le ofrece esté relacionado con sus estudios o su profesión anterior; y el 17% reclama que esté cerca de su domicilio.

Roberto Hernández, director de zona de Randstad, asegura que esa predilección por el salario responde, por una parte, al hecho de que "nos encontramos con trabajadores que necesitan un empleo que les permita hacer frente a las responsabilidades económicas que han adquirido con anterioridad" y, en segundo lugar, "la incertidumbre laboral hace que sólo una buena oferta económica haga que un candidato se arriesgue a cambiar de puesto".

Juan Antonio Sánchez, director comercial de Adecco en Andalucía, es de la misma opinión, aunque con matices. Señala que aquellas personas que no tienen una gran cualificación profesional "intentan trabajar en lo que pueden". De hecho, explica que hay personas que se han apuntado en esta ETT en 15 categorías distintas de trabajo, desde peón de obra a administrativo. Luego están aquellos desempleados que sí tienen una formación universitaria y que, según Sánchez, "sólo están dispuestos, en condiciones normales, a coger trabajos de inferior categoría a la que estaban realizando anteriormente si se les garantiza que van a poder progresar en la empresa a corto o medio plazo".

Respecto al cambio de empleo, el directivo de Adecco también señala que, en la mayoría de los casos, los trabajadores prefieren quedarse donde están para no perder antigüedad u otros derechos adquiridos en su compañía habitual, haciendo bueno el dicho de que más vale pájaro en mano que ciento volando.

Pedro García es el fundador y director general de Standby, una de las consultoras de recursos humanos más conocidas en Málaga. Su especialidad es atender criterios de selección de personal de directivos medios y altos y, en su opinión, "este segmento de mercado sigue funcionando y no se ha parado por la crisis. No obstante, sí es verdad que las empresas son menos confiadas a la hora de contratar. Están buscando gente con capacidad para asumir retos o con conocimientos específicos".

Desde el punto de vista del ciudadano en paro, García subraya que "lo que más se valora es tener trabajo aunque hay un fuerte componente de futuro. La gente no busca contratos temporales sino empresas serias, solventes, en crecimiento y con un nivel salarial adecuado". Ése es el ideal, pero es difícil de encontrar por lo que, según García, "a partir de ahí se van descartando cosas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios