La CEM analiza los retos del sector industrial

DENTRO del ciclo de jornadas Horizonte 2020, compromiso de futuro, el despacho de abogados Gomez-Acebo&Pombo, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), celebró el 23 de marzo un desayuno de trabajo dedicado a la realidad del sector industrial en la provincia de Málaga. Asistió al encuentro Francisco de la Torre Prados, alcalde de Málaga, que destacó la importancia de este sector en la generación de empleo y de inversiones productivas.

Javier González de Lara, vicepresidente ejecutivo de la CEM, participó como ponente en el encuentro, aportando la perspectiva empresarial al momento actual de este sector productivo, cuyas raíces en Málaga se retrotraen hasta las fábricas textiles y los altos hornos del siglo XIX. En la actualidad, recordó, el PIB de la provincia se divide en servicios -75%-, construcción -14%-, industria -8%- y agricultura -3%-, datos que muestran la importancia que ha perdido este sector como motor de la economía malagueña.

Los principales retos a abordar en este escaso pero eficiente sector industrial, indicó Javier González de Lara, pasan por ofertar un adecuado suelo con la calificación correspondiente, bien comunicado y a buen precio, como materia prima básica para facilitar el asentamiento de nuevas empresas.

En cuanto a las claves para cambiar la tendencia actual, que se dirige casi irreversiblemente a la desindustrialización, el representante de los empresarios malagueños abogó por alcanzar una mejor dotación de infraestructuras básicas en polígonos industriales y parques empresariales respecto a accesos, mejora de las comunicaciones, aparcamientos, seguridad ciudadana, alumbrado y otros servicios complementarios.

José Luis Palma, socio director de Gómez, Acebo&Pombo, destacó que la supervivencia del sector depende también de la capacidad que muestre para generar innovación y ser competitivo, reduciendo costes laborales, logísticos y energéticos e implementando nuevas tecnologías ya que, aunque España mejora su nivel tecnológico, como muestran distintos estudios de ámbito europeo, está todavía por debajo de lo que corresponde a su nivel de desarrollo.

La productividad, recordó, y la internacionalización de las pymes, son aún asignaturas pendientes de nuestra economía nacional que revertirían en un beneficio de todos los sectores productivos, incluyendo el industrial. Javier González de Lara se refirió a la preocupación generada por la creación de la patente comunitaria europea trilingüe, que supone un claro perjuicio para la I+D+i de las pymes españolas.

Otro aspecto relacionado con la economía y, por ende, con el desarrollo de la industria es la cooperación de las empresas del sector con la Formación Profesional y con las universidades, al modo de otros países europeos, donde existe una estrecha relación entre los centros formativos y los entornos laborales. No se debe olvidar, recalcó Javier González de Lara, que el principal activo de nuestras empresas son los recursos humanos y su adecuada formación técnica.

Los asistentes al encuentro también se refirieron a la necesidad de abordar una mayor simplificación administrativa y una reducción de la hipertrofia del sector público como pilares decisivos para favorecer la inversión productiva y el respaldo a la actividad empresarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios