La CEM, distinguida por la Junta en el Día de Andalucía

EL pasado día 22 de febrero se celebró en Málaga el acto del Día de Andalucía con la concesión de distintos galardones a personas e instituciones de la provincia que han destacado en sus respectivos ámbitos por su contribución al progreso de nuestra comunidad autónoma. Son los casos del pintor Enrique Brinkmann, el catedrático de la Universidad de Málaga José María Troya, el empresario afincado en Estados Unidos Miguel Ángel Lopera, la Plataforma contra los Malos Tratos Violencia Cero, los sindicatos CCOO y UGT y la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Este reconocimiento público de la CEM, que coincide con su 30 aniversario, fue glosado por el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos, e hizo entrega de la distinción a la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, que fue recibida por el presidente de este colectivo, Vicente García Martín.

El presidente de los empresarios malagueños, después de agradecer a la Junta su deferencia con la CEM, quiso que sus primeras palabras fueran de homenaje a los que le precedieron como presidentes de la organización, sus equipos de gobierno y los miles de empresarios asociados. Estos presidentes han sido Manuel Martín Almendro, Juan Jiménez de Aguilar, Alfonso Sánchez Pinilla y José María Flores.

También tuvo un recuerdo especial para los que fueran secretarios generales de la CEM, Antonio Carrillo -hoy secretario general de CEA-, y Javier Ciézar, actual vicepresidente de CEA y presidente de Asaja.

Vicente García recordó que la CEM está comprometida desde primera hora con el cambio de la percepción social de la figura del empresario, imprescindible en la generación de riqueza y empleo, bases del bienestar social. "El empresario -señaló el presidente- es ya un referente público inexcusable de una sociedad libre y avanzada y protagonista destacado del desarrollo que Málaga ha experimentado en los últimos años".

La responsabilidad social empresarial fue otro de los asuntos fundamentales que abordó el presidente, quien recordó que la empresa desempeña un papel relevante en el entorno no sólo económico sino también social y medioambiental.

Además de lo anterior, quizá el rasgo más conocido de la actividad de las organizaciones empresariales es su participación en el diálogo social en la provincia de Málaga, en la negociación colectiva y, en suma, en la concertación social -que ahora cumplirá 16 años-, fruto del entendimiento entre la Administración autonómica, las organizaciones empresariales y las sindicales. Esta concertación social "ha forjado una visión compartida de objetivos y políticas y ha generado confianza y estabilidad, presupuestos para la inversión y el crecimiento económico".

Vicente García se remontó a 1977 -cuando Málaga era la provincia española más conflictiva en lo laboral y social- para destacar el camino recorrido hasta hoy en el que destaca la paz social, un aliciente de primer orden para la inversión: "Pero debemos decir que la paz social no es gratuita, cuesta el esfuerzo de muchas personas en los ámbitos empresariales, sindicales y de la Administración, que nadie piense que la paz social es un regalo, la trabajamos todos los días los agentes sociales".

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía se refirió en su intervención ante los casi 500 asistentes al acto del Día de Andalucía -celebrado en el campus de Teatinos- al empuje emprendedor de nuestra provincia, su crecimiento económico de los últimos años y el papel de los empresarios como "motores" del progreso alcanzado.

Como se recordaba en una publicación difundida entre los asistentes a esta celebración autonómica, la CEM se constituyó formalmente el 9 de septiembre de 1977, fruto del consenso alcanzado entre los sectores económicos más significativos de la provincia de Málaga. Está integrada por 87 organizaciones empresariales, tanto de sector como territoriales, y empresas, y representa más de 65.000 pequeñas y medianas empresas y autónomos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios