La CEM presenta la guía práctica de innovación para las pymes

LA guía práctica de innovación para pymes presentada el pasado día 29 de julio en la sede de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) es fruto del acuerdo de responsabilidad social por la economía, la innovación y el empleo en la provincia de Málaga, suscrito por la propia CEM, la Diputación provincial y los sindicatos CCOO y UGT, con la colaboración del comité permanente de innovación del tejido productivo de la provincia de Málaga. La guía, de 99 páginas, incluye capítulos dedicados a las distintas tipologías de innovación, las condiciones necesarias para la misma, un cuestionario autodiagnóstico de medición de la capacidad de innovación y una relación de organismos públicos de apoyo a la innovación.

El presidente de la CEM, Vicente García Martín, escribió en el prólogo de esta obra que "la CEM siempre ha defendido que la innovación representa una oportunidad para las empresas, no un sacrificio o un coste, y que ésta debe ser una responsabilidad de todos porque cada uno conoce una parte importante de la propia empresa y su visión completa la de los demás". La innovación, en términos generales, se considera, al menos, desde cinco puntos de vista: la introducción de un nuevo producto o servicio o un cambio cualitativo en un producto o servicio ya existente, la introducción de un nuevo proceso, la introducción de un nuevo mercado, el desarrollo de nuevas fuentes para el suministro de materias primas o materiales, así como su búsqueda, la introducción de cambios en la organización y la gestión de la empresa.

Lo cierto es que los empresarios innovadores no sólo responden a las posibilidades de cambio, sino que, con su implicación, consiguen que el cambio sea más rápido. La innovación más frecuente es incremental, es decir, el resultado de la acumulación de pequeños cambios y reflexiones. A menudo la innovación se alimenta de ideas que no son nuevas pero que nunca se han potenciado con fuerza. La edición de esta Guía Práctica de Innovación representa una apuesta convencida de la CEM por el capital intelectual de los empresarios, directivos y trabajadores malagueños. De sus experiencias, imaginación, conocimientos e iniciativas depende en buena medida la productividad de nuestras pequeñas y medianas empresas y autónomos.

Como recordaron los intervinientes en el acto de presentación, esta iniciativa surge dentro de un acuerdo que ha sido pionero en la provincia de Málaga y que busca acertar en el diagnóstico de nuestras potencialidades y debilidades, así como en las mejores políticas para proyectarnos con fuerza en el futuro. Se suscribió el pasado año a través de 15 objetivos generales y más de 70 líneas estratégicas, todas ellas enfocadas hacia la creación de un entorno favorable al empleo y la recuperación económica.

Algunos organismos públicos de apoyo a la innovación son, en la provincia de Málaga, la CEM, el Parque Tecnológico de Andalucía, la Cámara de Comercio, Promalaga, el Centro Municipal de Empresas de Málaga, OTRI-Universidad, el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Málaga BIC Euronova y la Fundación Observatorio Universidad-Empresa. A partir de septiembre, la CEM iniciará un ciclo de Jornadas de presentación de la Guía en las sedes de sus Centros Locales de Servicios Avanzados: Torremolinos, Rincón de la Victoria, Ronda, Benalmádena, Fuengirola, Álora, Coín, Vélez-Málaga, Colmenar, Torre del Mar y Marbella, con la finalidad de darla a conocer y evaluar las necesidades de innovación de las pymes locales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios