CSIF muestra su oposición a la huelga general al convocarse "dos años tarde"

  • El sindicato asegura que ya pidió un esfuerzo a los funcionarios el pasado 8 de junio

Si el jueves los dos máximos representantes de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, clamaban en Málaga contra "la pérdida total de derechos" de los trabajadores y hacían un llamamiento a la huelga general, ayer CSIF se descolgaba de la movilización al entender que no podía volver a pedir a los empleados públicos "un nuevo esfuerzo" tras la huelga de funcionarios que se celebró el pasado 8 de junio.

Además, para el sindicato más representativo en el conjunto de todas las administraciones públicas, la convocatoria de huelga llega con retraso. "Se produce dos años después. No se quiso dar una respuesta contundente en 2008 cuando se generalizaron los ERE en toda España afectando a cientos de miles de trabajadores, sino ahora, cuando los daños producidos por la errática política económica del Gobierno resultan, en algunos casos, irreparables", asegura el sindicato a través de una nota de prensa remitida a este periódico.

Asimismo, CSIF cree que el día elegido por las dos centrales sindicales mayoritarias en este país tampoco es el más adecuado. "Coincide con dos movilizaciones, que no huelgas, de los sindicatos europeos, desvirtuando la realidad y la problemática de la situación española, a la vez que difuminando la protesta y el malestar contra el Gobierno de España".

Finalmente, para CSIF son "confusos los mensajes de los sindicatos convocantes. No sabemos si es una huelga contra el Gobierno, o contra su política económica, o contra la reforma laboral o contra la oposición o contra los empresarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios