Cae en Málaga la pieza clave de un clan de la Camorra italiana

  • El capo se refugió en Estepona, desde donde dirigía el tráfico de hachís en la península

La pieza clave en España de un clan de la camorra napolitana, Fabio Allegro, fue detenida ayer en Málaga por la Guardia Civil y era quien dirigía el tráfico de hachís entre la península ibérica e Italia destinado al Clan Polverino, que posee el monopolio de distribución de drogas en el país italiano. El arrestado, de 46 años, es considerado uno de los lugartenientes de mayor confianza del jefe del clan, Giuseppe Polverino, y principal referente de esta organización criminal para el tráfico internacional de estupefacientes, según informó ayer la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.

El arrestado mantenía un estrecho contacto con proveedores de hachís de Marruecos y precisamente el negocio de los estupefacientes le reportó grandes beneficios que se cuantifican en cientos de millones de euros al año. Tras huir del cumplimiento de una sentencia de la Justicia italiana, se estableció en España hace años y se refugió en Estepona, desde donde ejercía de lugarteniente permanente en la península de su jefe, y ayer pasó a disposición del Juzgado de Guardia de la Audiencia Nacional para su extradición a Italia.

Sobre él pesa una orden de detención internacional emitida por el país italiano. La Guardia Civil, junto al Arma de Carabinieri de Italia, practicó este arresto tras la investigación iniciada en junio a partir del análisis de la documentación facilitada por autoridades italianas e informaciones obtenidas por el Grupo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa del instituto armado. También ha colaborado el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas de la Guardia Civil.

Pero éste no es el primer capo de la mafia italiana detenido en Málaga en los últimos meses, ya que la provincia se ha convertido desde hace tiempo en un lugar de refugio de los más grandes capos de la Camorra napolitana. El último fue Ciro Figaro, considerado uno de los máximos exponentes del clan Mazzarella y uno de los prófugos más buscados, que fue detenido en febrero, después de tres años como fugitivo, donde seguía dirigiendo la rama ibérica del clan y gestionaba el tráfico de droga hacia Italia, gracias a sus consolidados contactos con los narcotraficantes norteafricanos que operan en la Costa del Sol.

En marzo de 2009, por otra parte, agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en Marbella, a Giususeppe U., del que las autoridades judiciales italianas habían dictado una euroorden por tráfico de hachís a gran escala procedente de Marruecos. Sólo unos meses después, en agosto, un capo italiano , reclamado en su país tras ser declarado culpable por ser uno de los dirigentes de una organización internacional de tráfico de cocaína que distribuía la droga en Europa, fue arrestado también en Marbella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios