Cae una banda de 'aluniceros' acusada de 15 asaltos en peleterías, joyerías y estancos

  • Los tres miembros, que actuaban en varias provincias, guardaban pieles y perfumes de unos 273.500 euros en un garaje de Torrox

Duro golpe a una banda itinerante de aluniceros, a la que la Policía Nacional le imputa 15 asaltos cometidos en los dos últimos meses en distintos establecimientos de Andalucía. La jueza ha decretado el ingreso en prisión de los tres miembros de la organización criminal, que actuaba, principalmente, en perfumerías, joyerías, estancos, tiendas de electrónica y peleterías de las provincias de Málaga, Granada, Almería, Jaén, Cádiz y Córdoba. Los agentes recuperaron durante tres registros domiciliarios un total de 91 prendas de piel valoradas en 236.000 euros, 754 perfumes, de unos 37.500 euros, además del vehículo con el que se llevaban a cabo estos delitos, en concreto, un BMW 330 que ha sido hallado por los efectivos en un garaje de Torrox, donde ocultaban el botín.

Las pesquisas, según explicó ayer la jefa de la Brigada provincial de la Policía Judicial, Piedad Álvarez, se iniciaron a raíz de un robo con fuerza perpetrado en una perfumería de Málaga. Las primeras investigaciones llevaron a los agentes hasta un vehículo de alta gama sustraído a mediados del pasado mes de noviembre en Madrid. Fue entonces cuando se comprobó que varios asaltos ocurridos en distintos puntos de la geografía compartían características similares.

La coordinadora del operativo resaltó que la investigación ha destacado por haber resultado "bastante compleja" y "muy laboriosa", al tiempo que subrayó que son muchas las horas que los efectivos han invertido en vigilancia para esclarecer los hechos. Con ese fin, se han revisado casos anteriores en los que había condenas. "Poníamos cámaras de grabación, pero no se les podía identificar a través de las imágenes; usaban pasamontañas", detalló. La dificultad que, además, entrañaba el trabajo de la Policía es que el coche utilizado por los ladrones "se movía sólo para dar los golpes", indicó la responsable de la Brigada provincial, quien reconoció que "no siempre es fácil" asociar una imagen a un nombre por la "cantidad de gente" que que suele entrar en los negocios.

Los individuos, de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre los 30 y los 45 años, tenían diversos antecedentes policiales, por lo que ya habían ingresado anteriormente en prisión. En todos los casos, estudiaban el comercio que sería objeto del asalto a través de visitas en horario de apertura para conocer las medidas de seguridad y dónde se encontraba la mercancía más valiosa. Solían dar el golpe de madrugada y con un modus operandi que consistía en estrellar contra las puertas del establecimiento siempre el mismo vehículo. "Seleccionaban lugares que les permitían la huida más rápida corriendo el menor riesgo posible", recalcó la coordinadora.

En otras ocasiones, si con el alunizaje los ladrones no conseguían su propósito, hacían uso también de herramientas de grandes dimensiones, como mazas, hachas y cizallas, para fracturar las cámaras. Gran parte del botín salía para Rumanía y una pequeña parte se vendía en Málaga.

El pasado día 20 se detuvo a los autores de esta banda criminal. La operación se enmarca en el plan operativo contra la delincuencia itinerante, presentado hace un año por la Dirección General de la Policía para aportar una respuesta coordinada y global en la prevención e investigación de los delitos cometidos por grupos organizados con movilidad geográfica.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández, Mollar, elogió a los investigadores por su "lucha en silencio" para "garantizar la tranquilidad de los ciudadanos". Por su parte, el comisario jefe provincial, Pedro Garijo, especificó que ese plan venía desarrollando en la provincia de Málaga con anterioridad, al haberse "detectado, por la facilidad de las comunicaciones", el desplazamiento de personas para cometer delitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios