Cae un casino ilegal que organizaba partidas de póquer en un nave de Málaga

  • Se trata de la operación policial más importante desarrollada en la provincia en los últimos años contra el juego ilegal · La convocatoria se hacía vía internet o telefónicamente y en ellas participaban jugadores de varias provincias

Comentarios 6

Un casino ilegal que organizaba de forma regular campeonatos de póquer en los que se jugaban importantes cantidades de dinero en una nave de un polígono industrial de Málaga ha sido desmantelado por agentes de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía.

Se trata de la operación policial más importante desarrollada en la provincia en los últimos años contra el juego ilegal del póquer y se llevó a cabo este fin de semana tras tres meses de investigación, según ha informado hoy la administración andaluza.

La "Operación Casino 1" empezó en noviembre tras la sospecha de que una nave del polígono industrial Alameda de la capital se podía estar utilizando como sede de un casino clandestino en el que se daban cita numerosas personas de entre 25 y 40 años.

En el momento de la intervención en el local se celebraban varias partidas simultáneas y en el interior del establecimiento se encontraban hasta 110 personas.

Las actuaciones se han desarrollado en coordinación con el Servicio de Juego y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía en Málaga y como resultado de las mismas se han incautado más de 4.000 euros en metálico, 2.821 fichas de póquer, 12 mesas de juego y varios ordenadores personales.

La convocatoria se hacía vía internet, a través de las redes sociales, o telefónicamente y en ellas participaban jugadores de varias provincias.

Cada uno pagaba una cuota de 35 euros, de los que treinta eran para el campeonato y cinco para los gastos de inscripción, de manera que en una noche con unas cien personas se podían jugar hasta 3.500 euros, de los que 2.000 eran para el primer y segundo premio.

El número de personas que jugaban cada noche podía variar, así como la cantidad jugada, y la modalidad que se empleaba era el póquer descubierto, en el que los jugadores reciben dos cartas y el crupier pone otras cinco descubiertas sobre la mesa.

La delegación provincial del gobierno andaluz ha abierto ya varios expedientes sancionadores, según ha explicado hoy en rueda de prensa la delegada, María Gámez, quien ha recordado que en Andalucía el juego ilegal está prohibido, pero no se considera delito, por lo que las sanciones son de tipo administrativo.

En este caso, se trata de infracciones muy graves dentro de la ley andaluza del juego y las sanciones económicas oscilan entre los 30.000 y 300.000 euros para los responsables del establecimiento, mientras que para los jugadores las multas pueden llegar a los seiscientos euros.

Aunque no han concretado el número de sanciones impuestas, entre los multados están dos personas responsables de la asociación de póquer y el arrendatario del local, además de participantes.

La "Operación Casino 1" es la segunda de este tipo que se lleva a cabo en la provincia durante este año, ya que la semana pasada se desmanteló otra organización en Marbella, aunque inferior en cuanto al número de personas.

La delegada provincial ha señalado que no se trata de una actividad generalizada en la Costa del Sol, a pesar del gran número de personas que participaban en las partidas, y ha añadido que desde la Policía se lleva a cabo una labor de vigilancia e inspección con el fin de erradicar el juego clandestino en toda la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios