Cae una red que usaba el vudú para obligar a prostituirse a nigerianas

  • La organización presuntamente las chantajeaba con el pago de una deuda de 50.000 euros · Diez detenidos en una operación desarrollada en el polígono del Guadalhorce

Una red dedicada a la explotación sexual de mujeres nigerianas, a las que llegaba a intimidar mediante el vudú, ha sido desarticulada en el polígono industrial del Guadalhorce de Málaga en una operación en la que han sido detenidas diez personas, tres de las cuales han ingresado en prisión por orden judicial. La investigación comenzó el pasado agosto al tenerse conocimiento de la existencia de una banda cuyos miembros podrían estar captando en su país de origen a mujeres a las que convencían para que se trasladaran a España, donde estudiarían y trabajarían, para lo que les facilitaban documentación falsa, informó ayer la Comisaría provincial en un comunicado.

Según la Policía, una vez en España, las víctimas eran trasladadas hasta Lérida, donde eran alojadas en un piso controlado por la organización. Pasados unos días, otros miembros de la red las trasladaban hasta una vivienda en Málaga, donde les informaban de que habían contraído una deuda de 50.000 euros con la organización, importe que tendrían que saldar ejerciendo la prostitución en el citado polígono industrial.

En caso de que la joven se negara, llegaban a emplear la violencia contra ella hasta que accediera a prostituirse, actividad que ejercían bajo el "férreo control" de una compatriota, considerada por los investigadores como la líder de la red en Málaga. Esta mujer utilizaba presuntamente el vudú, una creencia muy arraigada en la comunidad nigeriana, como método de intimidación de las víctimas. Entre los diez detenidos hay nueve personas de nacionalidad nigeriana y una española, y en la operación se han practicado dos registros domiciliarios.

Esta operación se suma a la desarrollada por la Policía Nacionales a finales del mes de diciembre en la que fueron detenidas veinte personas en un conocido club de alterne de la capital. La extensión de la prostitución a los polígonos de la capital, en especial en el Guadalhorce, ha impulsado a la Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma) a presentar catorce medidas que consideran básicas para erradicar esta práctica de la vía pública y que piden al Ayuntamiento de Málaga que las incorpore al proyecto de ordenanza que está elaborando para regular esta actividad, entre otras.

El documento fue elaborado por el abogado malagueño José Manuel Cabra de Luna y se basa en la experiencia de ciudades que han aprobado esta ordenanza, como es el caso de Granada, que entró en vigor en noviembre y donde el Consistorio malagueño se inspira para elaborar su borrador de ordenanza en trámite.

Entre las 14 medidas que proponen los empresarios, se encuentra la prohibición de que se ejerza esta actividad a menos de 200 metros de colegios, viviendas, centros públicos o negocios. La presidenta de Apoma, Ana María López, explicó a Europa Press que la normativa granadina recoge incluso multas de 3.000 euros por ejercer la prostitución en la calle, como ocurre en Sevilla, donde además se pena con 1.500 euros al cliente.

Las propuestas planteadas por los empresarios no sólo se dirigen a controlar a las meretrices en las zonas industriales, sino en toda la ciudad, ya que "al final salpica a todos". De hecho, los vecinos del entorno de la Alameda de Colón también han protagonizado recurrentes protestas en contra de la presencia de prostitutas en las calles de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios