Caen dos camorristas napolitanos afincados en Torremolinos

  • Las detenciones están relacionadas con el arresto el 18 de enero en Barcelona de Salvatore Zazo, jefe del clan Mazzarela, que opera en el centro de Nápoles

La Policía italiana ha detenido a dos prófugos mafiosos pertenecientes al clan Mazzarella-Zazo de la camorra napolitana, que residían en un lujoso complejo residencial de Torremolinos. Se trata de Michele Riccardi, de 60 años, y su yerno Gennaro Quintiliano, de 40, quienes en un principio pertenecían al clan Mariano y posteriormente pasaron al Mazzarella-Zazo, que dirigía el jefe mafioso Salvatore Zazo, detenido en Barcelona el pasado 18 de enero, y que opera en el centro de Nápoles.

Riccardi fue detenido hace unos días cerca de la ciudad de Cassino, en el Lacio, a bordo de un tren que le llevaba a Nápoles, a donde, según la Policía, se dirigía para ultimar los detalles de una entrega de una partida de droga que iba a llegar próximamente por barco a las costas del sur de Italia. Su arresto no fue hecho público para que las fuerzas de seguridad de España continuaran con las investigaciones y pudieran proceder a la detención de su yerno, que finalmente pudo ser arrestado en el aeropuerto de Málaga.

Los investigadores aseguran que Riccardi y Quintiliano eran el contacto de su clan mafioso con los traficantes de drogas norteafricanos que proveían de hachís a la Camorra para después llevarla a Italia en veloces embarcaciones.

Según la Policía, suegro y yerno simulaban ser copropietarios de una pizzería en Marbella para tratar de pasar desapercibidos en su entorno.

Michele Riccardi y Gennaro Quintiliano fueron arrestados con anterioridad en Italia en una operación denominada Papillon contra el tráfico de drogas. Aquel proceso concluyó con una pena de 16 años para Riccardi, mientras que su yerno y los demás encausados fueron condenados a penas que oscilaban entre los dos y 12 años de reclusión.

El arresto se ha producido apenas dos semanas después de que Salvatore Zazo, supuesto jefe del clan napolitano Mazzarela, fuera arrestado en Barcelona en una operación conjunta de los Carabinieri y la Guardia Civil. Las investigaciones apuntan que Zazo, incluido entre los 100 criminales más buscados de Italia, se encargaba de gestionar el tráfico de cocaína procedente de Colombia para su distribución en desde Nápoles en toda Italia.

Con estos dos arrestos ya son ocho las detenciones de mafiosos italianos realizadas en España en el último medio año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios