La Caixa ayuda a las familias de 14.881 niños con problemas económicos

  • La Obra Social de la entidad bancaria financió el año pasado programas por un importe de 13 millones de euros, la mayoría destinados a la lucha contra la pobreza

Han sido un total de 14.881 los niños que se han beneficiado de las ayudas que la Obra Social de La Caixa lleva realizando desde hace tres años a las familias con más necesidades de Málaga no sólo en la compra de artículos básicos como zapatos, ropa o gafas, sino también en la atención psicológica en algunos casos y en fomentar sus actividades de ocio enviándolos a campamentos o facilitándoles un profesor de apoyo si lo necesitan para impedir su exclusión social. Cáritas Diocesana es la encargada da de evaluar a través del programa Caixa Proinfancia cuáles son las familias que más precisan una ayuda urgente y darle respuesta a esas necesidades "para intentar que esos niños lleven una vida lo más normalizada posible como si no vivieran rodeados de esas dificultades", explicó ayer el director del área de Acción Territorial de la Obra Social La Caixa, Rafael Chueca.

La lucha contra la pobreza infantil y el empeño en dar respuesta al problema con ayudas económicas hizo que durante el pasado año en la provincia se entregaran un total de 3.383 ayudas. Los beneficiarios fueron 5.492 niños y la inversión superó los 4 millones de euros. Estas familias entran dentro de las 22.000 con las que Cáritas trabaja constantemente. Muchas de ellas formadas por madres solteras con hijos que en el 20% de los casos precisan atención psicológica por las dificultades a las que se enfrentan en su día a día.

Pero en tiempos de crisis como el actual, la formación y la búsqueda de empleo también se hacen imprescindible en colectivos desfavorecidos. Sólo el pasado año, La Caixa en colaboración con la asociación malagueña sin ánimo de lucro Arrabal ayudó a que 109 personas consiguieran un trabajo en Málaga en 26 empresas "a las que convencimos de que pueden trabajar igual que otros". El otro pilar sobre el que la Obra social gastó parte de los 13 millones de euros que en 2009 destinó en la provincia fue la mejora del servicio que Cudeca presta a los familiares y enfermos que requieren cuidados paliativos. Ahora cuentan con tres profesionales más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios