De la Calle pide a Griñán que apueste "decididamente por las universidades"

  • El presidente de la Junta, José Antonio Griñán ha dicho que una "educación pública de calidad es la mejor salida a la crisis"

La rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, pidió hoy al Gobierno andaluz “que apueste decididamente por las universidades” en el acto de toma de posesión de su cargo, una demanda que, según aseguró, trasladará al Gobierno central como presidenta de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas.

La ceremonia se desarrolló en el Palacio de San Telmo de Sevilla, bajo la presidencia de José Antonio Griñán, y contó con la asistencia, entre otros, de los rectores de las universidades andaluzas, así como de Pedro González-Trevijano, rector de la Rey Juan Carlos, en representación de la CRUE. También acudió el consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila; los consejeros de Salud y Empleo, María Jesús Montero y Manuel Recio; Francisco Triguero, secretario general de Universidades de la Junta de Andalucía, presidentes de los Consejos Sociales y destacadas autoridades de la comunidad autónoma y de la provincia de Málaga, entre ellas Remedios Martel.

Adelaida de la Calle agradeció el apoyo recibido de la comunidad universitaria el pasado 1 de diciembre, cuando le fue renovado por tercera vez el mandato para gobernar la UMA. No se olvidó la rectora de los que no la votaron, “los que me exigen mucho más”, según los calificó. “Para todos he de gobernar. No tengan la menor duda de que desde el día siguiente a las elecciones represento a todos y defiendo los derechos y los intereses de todos”, añadió, al tiempo que tuvo palabras de agradecimiento para el que ha sido su equipo de gobierno, especialmente para los que dejarán de formar parte de él, de los que dijo que “su trabajo, su dedicación y lealtad son impagables”.

Invertir en educación

De la Calle pronunció un discurso reivindicativo centrado en la capacidad de las universidades para llevar el timón de la salida de la crisis. “Señor presidente: usted y yo sabemos que parte de la solución del problema viene de la mano de lo que se ha dado en llamar triángulo del conocimiento: educación, investigación e innovación”. “La mejor política social es invertir en educación”, subrayó.

En esta línea, se mostró convencida de que “no es el momento de sacrificar el conocimiento en el altar de los mercados. Es la oportunidad de mejorar la formación, de apostar por la investigación y de impulsar la innovación. Sólo así mejoraremos nuestra imagen profesional y nuestra capacidad de desarrollo a largo plazo”.

“Los ciudadanos tienen que saber que la formación y la investigación que se genera en la universidad y que se transmite a la sociedad para mejorarla y garantizar su progreso, ahora más que nunca, tienen que ser depositarias del mayor caudal de confianza”, añadió, tras lo que abogó por una “apuesta decidida” por las universidades.

Peticiones

A continuación, la rectora desgranó un listado de peticiones al Gobierno andaluz, entre las que destaca el desarrollo del Sistema Andaluz del Conocimiento, una mayor inversión en I+D+i, un impulso de la cultura emprendedora en las empresas andaluzas, un mayor apoyo para la creación de centros e institutos de investigación y la potenciación de los Campus de Excelencia Internacional como ecosistemas del conocimiento que favorecen el empleo, la cohesión social y el desarrollo económico territorial”.

En este punto, Adelaida de la Calle animó a la Junta a promover alianzas estratégicas entre el sector productivo y las universidades para desarrollar proyectos de interés general para Andalucía, “con el fin de reforzar los sectores económicos tradicionales –como el agroalimentario o el turístico- y de apoyar a sectores emergentes vinculados a las energías renovables, la economía social, las tecnologías de la información, el transporte o la bioinnovación”.

En el capítulo de propósitos, la rectora de la UMA consideró necesario conseguir una mayor coordinación entre las universidades andaluzas para potenciar su internacionalización y la especialización de estas instituciones académicas de nivel superior, para lo que citó la necesidad de diseñar titulaciones conjuntas, compartir recursos y potenciar el campus andaluz virtual.

De la Calle dijo asumir la toma de posesión de su cargo “con conciencia, honor y fidelidad”, al tiempo que dijo sentir “como la primera vez” la ilusión de representar a la Universidad de Málaga para ayudar a convertirla “en una institución señera, en una organización ejemplar y en una gran universidad”.

Para ello, citó algunos de sus retos, que pasan por mejorar la formación y la empleabilidad de los estudiantes, reducir el fracaso académico, mejorar la docencia, modernizar los servicios, consolidar las infraestructuras del campus, reforzar las relaciones con el sector productivo, apostar por la internacionalización y avanzar en la responsabilidad social, sin olvidar su compromiso para convertir a la universidad en el motor del desarrollo económico y social.

Excelencia

Por su parte, el presidente de la Junta mostró su reconocimiento a la rectora, de la que destacó “su entrega al servicio público y su vocación por la docencia” y, en respuesta a sus peticiones, aseguró compartir todas sus reflexiones, hasta el punto de afirmar que la educación pública y de calidad “es la mejor salida de la crisis”.

“La excelencia es un camino y ese camino empieza en la educación”, afirmó Griñán en referencia a la demanda de De la Calle de pedir el apoyo de los gobiernos para las universidades, tras lo que dijo que el sistema andaluz del conocimiento es uno de los ejes de la política económica de la Junta.

Por lo que se refiere a la Universidad de Málaga, aseveró que ésta ha pergeñado en los últimos años “una oferta formativa de calidad”. “Se trata de una institución con un perfil muy competitivo y hay que destacar su compromiso con el tejido productivo, que se hace visible en la estrecha relación que mantiene con el Parque Tecnológico de Andalucía”, añadió.

En este sentido, se refirió a Andalucía Tech, el Campus de Excelencia Internacional que la UMA desarrolla conjuntamente con la Universidad de Sevilla. “Todos sus polos estratégicos son vitales para el desarrollo de la comunidad”, afirmó, por lo que felicitó a los rectores de ambas instituciones académicas por el proceso integrador que han llevado a cabo y “por la iniciativa tan sólida que han logrado formar con múltiples sectores claves para Andalucía y para su Producto Interior Bruto”.

El presidente se mostró de acuerdo con la rectora en que vivimos en una época muy difícil para desarrollar proyectos, “en un mundo en el que podemos comprender muchas cosas pero no entenderlas todas”. No obstante, aseguró que las universidades “tienen el leit motiv que hay que tener para mantener lo que ha de ser, que no es otra cosa que aportar sedimento y saber estar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios