Calor andaluz contra la nieve

  • Miles de personas acudieron ayer a la clausura de Fitur, aunque se pudo apreciar menos público que en otras ocasiones por la fuerte nevada que cayó por la mañana en Madrid y por la crisis económica

La Feria Internacional de Turismo (Fitur) terminó ayer en Madrid con la segunda y última jornada para el público general que, en esta ocasión, no abarrotó los distintos pabellones de Ifema como en años anteriores. Pueden atribuirse varias causas a este descenso de público. El primero, sin duda, fue la fuerte nevada que cayó en la mañana de ayer en la capital madrileña y que, por una parte, dificultó los accesos y, por otra, hizo que muchas personas prefirieran quedarse en casa con sus familias. De hecho, ayer abrieron sus puertas todos los grandes centros comerciales de Madrid y no había aglomeraciones de personas en las principales calles madrileñas. No obstante, precisamente el hecho de que estas superficies comerciales abrieran también pudo restar público a la feria turística. La nieve provocó además que el último pase del espectáculo de caballos jerezanos en la Plaza Mayor tuviera que ser suspendido.

Por otra parte, cabe señalar que, con la actual crisis económica, los bolsillos de los ciudadanos no están muy boyantes para pensar en viajes. Tampoco ayudó que la entrada para el público general costara 8 euros, una cantidad considerable si se asiste con varios miembros de la familia, a lo que hay que añadir el coste del aparcamiento, del metro o el taxi.

Al margen de estas circunstancias, aquellos que decidieron darse una vuelta por Fitur lo pasaron bien. La menor asistencia de público facilitó que hubiera menor sensación de agobio e incluso se pudo pasear casi en solitario por algunos de los expositores, tanto de destinos españoles como extranjeros. El stand de Andalucía fue uno de los más animados ya que, a la habitual banda sonora de Alba Molina, se le sumaron las actuaciones musicales de varios coros flamencos que despertaron bastante interés. También se pudieron ver personas haciendo cola para que les dibujaran gratuitamente una caricatura o para hacerse fotografías con el motivo de la campaña publicitaria andaluza, así como en los simuladores de golf, snow board o ciclismo que había en el expositor andaluz para promocionar la oferta deportiva de la comunidad.

"Soy madrileño pero me encanta la cultura andaluza. He pasado varios veranos en La Cala de Mijas y repito siempre que puedo, sobre todo ahora que han puesto el AVE", asegura Luis Jiménez, el propietario de una zapatería que ayer aprovechó el domingo para visitar Fitur. La puesta en funcionamiento del AVE a Málaga hace poco más de un año es un aspecto muy destacado por los madrileños, que son el segundo principal mercado turístico nacional para Andalucía con 4,25 millones de pernoctaciones el pasado año. María Gutiérrez fue ayer con su marido a Fitur. Recorrió buena parte de los expositores nacionales y señaló que se había quedado impresionada con el stand andaluz. "Qué bonito, que luz tiene. Está puesto de forma muy alegre. Ha sido el que más ha gustado", afirmó esta administrativo que ya ha visitado en alguna ocasión Málaga, Sevilla y Granada.

Andalucía recibió el año pasado 25,1 millones de turistas. La crisis hará que probablemente en 2009 haya una caída que, según la previsión de la Junta de Andalucía, podría alcanzar el 2%. En este contexto, el sector turístico andaluz tiene que cuidar más que nunca a los viajeros nacionales, nuestro principal mercado, y Fitur es un buen escaparate para ello. Las fotografías del sol radiante en Andalucía, unidos a los cero grados de ayer en Madrid y la nieve, habrá animado a más de uno a viajar a esta región donde será recibido con los brazos abiertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios