Capturan a una banda a la que imputan 34 atracos a bancos de varias provincias

  • Arrestados 11 de sus miembros · Estaban asentados en Marbella, donde llevaban un alto nivel de vida · En sus robos obtuvieron un botín de 750.000 euros

Comentarios 0

La Guardia Civil ha detenido a 11 personas, nueve de las cuales han sido capturadas en Italia, como presuntos integrantes de una banda que había cometido 34 atracos en entidades bancarias de Málaga, Granada, Murcia, Cuenca, Madrid, Burgos y Alicante, según informó el Instituto Armado, que precisó que el botín que obtuvieron era de 750.000 euros.

La investigación se inició a comienzos de 2006 y tras producirse varios robos con violencia en sucursales de distintas partes del territorio nacional que podían ser obra de un mismo grupo organizado. Los ladrones tenían acento italiano y utilizaban vehículos de alquiler a los que accedían con documentación falsificada. Además, utilizaban para intimidar armas blancas, con lo que evitaban los arcos magnéticos de la sucursales, y que es un modus operandi habitual en Nápoles (Italia).

Los primeros datos permitieron fijar la residencia de los atracadores en Marbella, donde existe una amplia colonia de napolitanos.

Las pesquisas posteriores constataron que los integrantes de la red se desplazaban desde la Costa del Sol a otras provincias para cometer los hechos delictivos

A lo largo de 2007 se produjeron las primeras detenciones. En Madrid fueron apresados dos de los componentes y, en meses posteriores, fueron arrestadas otras tres personas en Alicante.

Durante las investigaciones se pudo comprobar que el grupo estaba directamente relacionado con otro asentado en Marbella y que se dedicaba al tráfico de estupefacientes a gran escala.

El Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de Málaga, en la operación Tizona detuvo en Marbella a varios individuos, cuyo dirigente era un jefe de la camorra napolitana del clan de los Mazarella, relacionado con gran número de asesinatos en Italia.

Posteriormente se averiguó que la mayoría de los componentes de la banda de atracadores se habían trasladado a Nápoles, por lo que se intensificaron los contactos con la Policía italiana a fin de lograr la identificación y detención de los huidos. Con el intercambio de información, la Guardia Civil logró identificar a otros dos individuos, y fueron dictadas órdenes europeas de detención por la Justicia española, que permitió su arresto en la citada localidad italiana.

Agentes españoles se trasladaron al país transalpino, donde se practicaron más detenciones, y a Málaga, donde fueron capturados otros dos ciudadanos italianos. Durante este mes se logró identificar a otro implicado, aunque posteriormente se comprobó que estaba ingresado en la prisión italiana de San Remo por otros delitos.

La red enviaba a uno de sus integrantes, generalmente el de mayor edad, a que realizase labores de vigilancia en los bancos. Para ello pedía información para enviar dinero extranjero y aprovechaba para saber el número de empleados o la ubicación de las cámaras de seguridad. Los arrestados alquilaban apartamentos de lujo de Marbella y utilizaban vehículos de alquiler de gama alta.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios