Cárcel por falsificar recetas y robar sellos a nombre de dos médicos

  • Un hombre llegó a usar en un mes 185 prescripciones para tranquilizantes y ansiolíticos que adquirió en más de 50 farmacias

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 43 años por falsificar presuntamente recetas médicas y por la sustracción de dos sellos médicos a nombre de dos facultativos. El arrestado ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial. Los agentes le consideran presunto responsable de los delitos estafa, falsedad documental y hurto. Además se le atribuye un delito contra la salud pública por supuestamente haber comercializado con los fármacos psicotrópicos en el mercado negro.

En la investigación, en la que se ha llevado a cabo un registro en el domicilio del arrestado, se han recuperado dos sellos médicos denunciados como sustraídos de las consultas de sendos facultatuvos de un centro hospitalario de la capital, de los que el investigado no era paciente, según informó ayer la Policía Nacional. Además, se han intervenido 44 recetas falsificadas a nombre del investigado, una navaja, un ordenador portátil así como 20 gramos de cogollos de marihuana, dos de cocaína, 18 cajas de antidepresivos y un centenar de cajas de fármacos de uso restringido.

El detenido habría falsificado 185 recetas durante el mes de diciembre con las que habría conseguido en más de 50 farmacias de la provincia de Málaga distintos medicamentos especialmente ansiolíticos.El hombre fue arrestado por primera vez el pasado 18 de enero, sobre las dos de la madrugada, en la avenida Herrera Oria de la capital malagueña, cuando fue sorprendido por una dotación policial con 18 recetas falsificadas para conseguir medicamentos tranquilizantes y ansiolíticos. Además se le intervinieron 110 comprimidos de distintos medicamentos psicotrópicos y un ordenador portátil.

Los agentes averiguaron que el investigado, que ya había sido arrestado el 28 de diciembre en la zona de Atarazanas de la capital, durante el último mes del año recorrió hasta medio centenar de boticas de la provincia malagueña para presentar un total de 185 recetas con las que obtuvo de manera fraudulenta los medicamentos. La Policía sorprendió al investigado tratando de romper ocho recetas falsificadas y listas para ser presentadas en cualquier farmacia. Además, halló gran cantidad de medicamentos de los que precisan de receta médica para su expedición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios