Carrera en solitario en las urnas del Rocío

  • Desestiman la candidatura presentada por Joaquín Pérez · Sólo comparecerá en los comicios la lista de Juan Lupiáñez

Las elecciones a hermano mayor en la cofradía del Rocío tendrán finalmente un sólo candidato, ya que se ha desestimado la lista presentada por Joaquín Pérez. Éste último, presentó su propuesta el pasado sábado, último día para hacerlo, a escasos minutos de que culminara el plazo, pero según explica el comisario episcopal de la hermandad, Carlos Ismael Álvarez, "varios defectos de forma han propiciado que se tenga que rechazar su candidatura".

Aunando las cláusulas electorales y los propios estatutos de la cofradía, las personas que desearan presentarse a los comicios para hermano mayor debían presentar 30 avales de hermanos de pleno derecho. En el caso de Joaquín Pérez, de los 39 presentados hubo que restar una firma porque aparecía dos veces y trece rúbricas más porque pertenecían a hermanos que no estaban al corriente del pago de sus cuotas, con lo que la lista finalmente quedó en 25 personas. Un número insuficiente. "Es muy lastimoso porque había 10 días para ponerse al día y he sentido mucho tomar esta decisión y Joaquín [Pérez] lo sabe, pero no hacerlo sería un agravio comparativo para otros hermanos", añade el comisario.

A pesar de las tensiones vividas, Carlos Ismael Álvarez reconoce que "ha sido una verdadera satisfacción conocer a los dos candidatos porque podido comprobar su calidad como persona y como cofrade".

Sobre el papel, el problema se acabará el 18 de febrero con la celebración de las elecciones, en las que sólo concurrirá la lista de Juan Lupiáñez, el hermano mayor saliente. "Lo que pase tras las elecciones ya no es una cuestión mía, pero con personas como Juan Lupiáñez o si hubiera sido Joaquín Pérez, no habrá problemas en el futuro", concluye Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios