Carta del alcalde a los trabajadores de Limasa

Comentarios 2

Apreciado/a trabajador/a de Limasa:

En primer lugar, quiero agradecerle su trabajo por la limpieza de Málaga. En las muchas oportunidades que he tenido de referirme a la plantilla de Limasa, siempre lo he hecho desde el respeto y el elogio. De nuevo, esta vez dirigiéndome directamente a ustedes, reconozco la labor de los empleados de una sociedad mixta cuyo servicio es indispensable para el funcionamiento de la ciudad.

Quedan tres días para el 20 de febrero, fecha prevista para la huelga convocada por sus representantes en el comité de empresa. Mediante estas líneas pretendo hacer un llamamiento a la responsabilidad individual de todo el equipo humano de Limasa: un paro en las actuales circunstancias no tiene justificación y es una medida absolutamente desproporcionada que los ciudadanos nunca entenderán.

En las últimas semanas, he pedido a los trabajadores y a los socios privados de Limasa un esfuerzo simultáneo y proporcional. Lo que propongo es sencillo y asumible: los malagueños no deben pagar más por el servicio de limpieza; algunos, de hecho, ni siquiera pueden permitírselo, especialmente los 77.383 (dato a 31/01/2012) que carecen de ingresos por encontrarse en el desempleo.

El miércoles, Limasa anunció que sus accionistas renunciaban a cobrar los beneficios que se generen en 2012, tal como había solicitado el comité. Ayer correspondía a los representantes de los trabajadores, cuya demanda inicial se ha satisfecho, moderar sus exigencias para que la sociedad mixta alcance equilibrio presupuestario y puedan mantenerse todos y cada uno de los puestos de trabajo. A pesar de la flexibilidad de la empresa, que hizo importantes concesiones, el comité mostró su falta de voluntad para alcanzar un acuerdo.

Este Ayuntamiento ha sido ejemplar en moderación fiscal: durante los años 2010 y 2011, los impuestos y tasas han subido un 0%; en 2009 y 2012, sólo se les ha aplicado el IPC. De esa forma, hemos hecho un enorme esfuerzo para mantener, sólo entre 2008 y 2011, más de 100 millones de euros en concepto de beneficios fiscales en los bolsillos de los malagueños, una de las muchas aportaciones municipales a la recuperación de la economía. No cabe, por tanto, que los malagueños se vean abocados ahora a pagar más por la limpieza de la ciudad.

Un esfuerzo como el que el Ayuntamiento plantea en estos momentos de grave crisis no es una petición exagerada cuando la plantilla del Ayuntamiento (como la de cualquier administración pública española) ha tenido que acatar una reducción salarial media del 5% en 2010 y dos congelaciones consecutivas (2011 y 2012).

La opción más sencilla para Limasa habría sido aplicar un ERE, algo a lo que me he negado categóricamente hasta el momento y que quedaría descartado si el comité de empresa estuviera dispuesto a continuar dialogando para alcanzar un acuerdo que no suponga un incremento de coste que repercute en los ciudadanos.

Es hora de asumir obligaciones para seguir disfrutando de derechos. Permítame que apele a su responsabilidad como trabajador de Limasa y como malagueño. Está en su mano ayudar a que la convocatoria de huelga se suspenda cuanto antes. Le ruego, en nombre de los ciudadanos, que haga ese esfuerzo en beneficio de todos.

Muchas gracias y un cordial saludo.

Francisco de la Torre Prados

Presidente de Servicio de Limpieza Integral de Málaga III, SA

Alcalde de Málaga

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios