Carta al consejero de Salud

  • Los profesionales piden plantillas completas y estables, el megahospital, un tercer hospital para la ciudad, más camas y recursos para pacientes crónicos

Igual que los niños escriben sus cartas a los Reyes Magos, los profesionales de la sanidad malagueña también tienen sus peticiones para el recién nombrado consejero de Salud, Aquilino Alonso. Málaga Hoy recogió las reivindicaciones de cargos intermedios y gestores para que al representante autonómico le lleguen los deseos de quienes conocen y forjan día a día el sistema sanitario.

Por encima incluso de las infraestructuras, la demanda unánime es la de plantillas completas, estables y contratadas al 100%. "Hay profesionales superespecializados contratados al 33%; así no se los fideliza con el sistema", lamentaba un cargo intermedio. Un médico apuntaba que pese a que su servicio ha incrementado el número de pacientes atendidos y muchos facultativos se han jubilado, cada contrato requiere "una batalla" con los Servicios Centrales del SAS. "No puede haber especialistas firmando contratos al 75% y de mes en mes. Lo primero es estabilidad y recuperar las plantillas que había en 2010", reclamaba otro profesional. La lista es larga. Pero otro de los deseos más repetidos es la inversión en equipamiento. "Llevamos cuatro o cinco años sin inversión y Málaga está infradotada", comentó un gestor.

Las peticiones varían según los servicios y los hospitales. Cada uno hace la carta según su realidad y sus carencias. Por ejemplo, el megahospital es fundamentalmente reivindicado por los profesionales del Carlos Haya. Esta infraestructura, anunciada en 2008 quedó finalmente en el olvido por mor de la crisis. "A corto y medio plazo hacen falta medidas perentorias porque los equipos están obsoletos y se necesitan recursos. Pero a largo plazo debe recuperarse el proyecto del megahospital porque un hospital como el Carlos Haya, con cuatro pabellones -el A, el B, el Civil y el Materno- no es viable", opinaba otro directivo. Y añadía: "Que la Consejería de Salud no se olvide del megahospital. Hace falta un plan funcional de la sanidad malagueña y debe pivotar sobre esa infraestructura".

Sin embargo, del sondeo sin validez científica hecho por esta redacción, se desprende que hay más consenso en reclamar un tercer hospital en la zona este de la capital, que un nuevo Carlos Haya.

Y camas. En contra del discurso de las autoridades sanitarias de que ahora con la cirugía en la que el alta se obtiene en el día ya no hacen falta tantas plazas, los profesionales coinciden en que sí son necesarias. "Las camas son insuficientes. Estamos todo el año agobiados y estresados porque con frecuencia estamos por encima del 100% de ocupación", apuntaba otro facultativo. Además, los profesionales advierten que a veces hay especialidades en las que los tratamientos son complejos y son necesarios enfermeros formados en una técnica concreta, de modo que repartir los pacientes por otras plantas -como suele hacerse cuando un servicio se queda sin camas- no es operativo. Lo que comparten la mayoría de los sanitarios consultados es que mientras llegan más camas, el tercer hospital o el megahospital, se requieren reformas urgentes en algunos servicios.

La misiva virtual al consejero también incluye más recursos para pacientes crónicos. Cada profesional aporta una idea. Unos sugieren un hospital de media y larga estancia; otros una profunda reforma de la Atención Primaria para que los centros de salud den respuestas a estos casos que muchas veces derivan en un problema sociosanitario. Por ejemplo, un paciente que sufre un ictus es tratado de urgencia en el Carlos Haya, pero luego requiere atención prolongada que podría recibir en un centro menos especializado. "Tenemos los hospitales de agudos llenos de crónicos", reflexionaba un gestor. Garantizar una atención para estos pacientes en un circuito asistencial de crónicos permitiría ganar espacio en los hospitales de agudos para los casos graves.

"Financiación adecuada", pedía otro médico que cifraba el presupuesto sanitario en torno al 5% del PIB cuando "debería ser del 7%". "Menos burocracia porque a veces los decretos sobre listas de espera entrañan una perversión", analizaba otro especialista que apuntaba que en alguna ocasión ha tenido que aplazar una operación una semana para quitar de la lista otras intervenciones menos importantes que de lo contrario se pasaban del tope máximo de días marcado por la normativa autonómica.

La apertura del Hospital del Guadalhorce es otra prioridad para los profesionales, sobre todo los del Clínico. "Se prometió para finales de 2008 y vamos por 2015", recordaba otro especialista. "Que la promoción de los cargos intermedios sea porque son los mejores, no los más sumisos", decía un facultativo. "Oposiciones frecuentes para estabilizar al personal", lanzaba otro. Un médico de hospital se acordaba de sus compañeros de los centros de salud: "Reforma profunda de la Atención Primaria para que tengan más tiempo para los pacientes y menos carga burocrática". La carta está hecha. Que se cumpla depende, ya se sabe, del dinero que tengan los Reyes Magos para comprar los regalos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios