La Casa Invisible suspende el acto con ex miembros del Grapo

  • Sus integrantes vuelven a solicitar una negociación para la cesión del inmueble y reclaman al alcalde que actúe sin "complejos"

La Casa Invisible ha suspendido la actividad que tenía prevista para mañana en la que iba a participar dos condenados por su vinculación con los Grapo, y de un rapero también condenado por enaltecimiento del terrorismo. De igual modo, volvieron a insistir en que el equipo de gobierno del PP retome el proceso de negociación para regularizar la cesión del inmueble. Así lo explicaron Eduardo Serrano, del equipo de Arquitectos de La Casa Invisible; Florencio Cabello, vinculado a programación y financiación; y Amanda Romero, del equipo jurídico.

Sobre las jornadas previstas, incidieron en que el propósito de incluir en la mesa de debate una perspectiva histórica sobre cárcel y amnistía vistas desde la Transición "ha eclipsado de modo indeseable el foco sobre las amenazas presentes al derecho constitucional fundamental a la libertad de expresión sobre las que queríamos centrarnos".

Así, aseguraron que "para evitar tergiversaciones que agiten fantasmas del pasado jugando con los sentimientos de mucha gente" han acordado "replantear la actividad prevista para más adelante", insistiendo, no obstante, en que el debate se tiene que centrar en "la defensa de la libertad de expresión artística como un derecho humano fundamental en un momento en que esta se ve recortada y perseguida como hacía décadas que no se veía", adelantaron en un comunicado y explicaron en la rueda de prensa.

Cabello, quien criticó "el modo oportunista" de Ciudadanos, que tachó de "intolerable" la celebración de estas jornadas y pidió que el inmueble salga a concurso como acordó el pleno, ha dejado claro que La Casa Invisible "quiere estar en los debates del presente y no hablar de libertad de expresión ni derechos humanos en la abstracción". No obstante, lamentó que la historia "en lugar de iluminar el presente" lo que ha hecho es "que lo ha oscurecido, ha eclipsado el sentido que entronca con once años de defensa de derechos humanos de la Casa Invisible". Ha dicho, además, que los derechos humanos "atraviesan, por completo, La Casa Invisible", añadiendo que la libertad de expresión es "un derecho humano fundamental y ahí hemos querido situarnos". "Queremos replantear la actividad para que quede, inequívocamente, en el foco la cuestión de defensa de la libertad de expresión artística, de sátira humorística...".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios