Cassá ve "sano" que haya desavenencias y cree "sensato" que otros se encarguen de la actividad orgánica

  • Insiste en que la junta directiva no estaba cumpliendo por su labor institucional y dice que hay que estar preparados para las elecciones.

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, ha afirmado que dentro de un partido político, al igual que en una comunidad de propietarios o en la vida diaria, "siempre" hay desavenencias, algo que ha considerado "sano"; pero ha negado que su dimisión como coordinador de la agrupación en Málaga se deba a las últimas primarias sino que "hace meses" que comunicó su decisión al Comité Ejecutivo por querer centrarse en su labor en el Consistorio. Así, ha considerado "sensato y razonable" que otros compañeros se dediquen a la actividad orgánica.

Tras dimitir como subdelegado territorial hace semanas y de hacer lo propio en la misma noche del domingo, después de que se conocieran los resultados de las primarias al Congreso de los Diputados, en los que salió ganadora la parlamentaria andaluza Irene Rivera, Cassá ha incidido en que, una vez elegido concejal, "tengo que dedicar todos mis esfuerzos en impulsar la ciudad de Málaga". "El trabajo orgánico -ha continuado- es demasiado exigente y no es compatible con el trabajo de impulsar una ciudad como Málaga".

Ha relatado que hace cuatro o cinco meses trató de dimitir, sin embargo, "por responsabilidad y por no enturbiar" los distintos procesos de primarias para las elecciones autonómicas y para las generales, la junta directiva en bloque ha esperado este tiempo. Nada que ver, ha insistido, con la elección de Rivera como candidata número uno al Congreso de los Diputados.

"Desde el partido, y yo, como portavoz del grupo municipal, mostramos todo nuestro apoyo y remamos todos en la misma dirección. Han sido unas primarias legítimas, tenemos que aunar fuerzas, remar e ir hacia el cambio sensato", ha manifestado.

Aunque no ha desvelado a quién votó en estas últimas elecciones internas, no ha escondido sus preferencias hacia otro de los aspirantes, Guillermo Díaz, "un colaborador mío, de mucho talento, cercano al Comité Ejecutivo y que me ha ayudado mucho". De Irene Rivera ha dicho que es "muy buena candidata" y que "va a hacer un grandísimo trabajo" en la Cámara Baja.

"No estábamos cumpliendo orgánicamente con el partido"

Respecto a por qué no se ha esperado a septiembre para dar ese paso atrás en la dirección local de la formación naranja, ha incidido en que sólo queda un mes para que se constituyan las agrupaciones por distritos en Málaga capital.

"Veníamos sin cumplir orgánicamente con el partido", ha dicho, algo que a su juicio había que encauzar teniendo en cuenta las elecciones nacionales previstas para finales de año. "No dábamos a más y la nueva junta directiva va a hacer un trabajo extraordinario, vamos a seguir avanzando y haciendo un trabajo mucho más efectivo", ha apostillado.

"La junta directiva éramos siete, hace dos meses dimitieron tres y de los cuatro, tres estamos en instituciones y por responsabilidad no podemos continuar en cargos orgánicos", ha reiterado, insistiendo en que la dirección nacional sabía de la intención de dejar paso a otras personas.

Este pasado lunes, tras la dimisión en bloque de la junta directiva, se nombró a una gestora, coordinada por Diego Palacios, que se presentó a las primarias al Congreso pero no obtuvo el número suficiente de avales. "Con las primarias ya pasadas, está todo encauzado y es momento de que Diego Palacios, un ciudadano extraordinario, tire del carro por un proyecto que nos permita crecer. Yo me tengo que centrar en la institución".

Toda esta situación, según el portavoz en la Casona del Parque, "para nada afecta a la imagen" del partido porque "son pasos normales". "Al ser decisivos en la Junta de Andalucía, en el Ayuntamiento de Málaga y en la Diputación estamos en boca de muchos; son decisiones normales y básicamente dejamos paso a otros", ha sostenido.

Ha puesto como ejemplo que en el Consistorio de la capital son tres ediles aunque uno de ellos, Gonzalo Sichar, es también portavoz en la Diputación por lo que "somos dos para hacer oposición y control al alcalde", teniendo que enfrentarse a mucha documentación "que tenemos que analizar y depurar".

"Somos muy pocos para controlar y fiscalizar un Ayuntamiento con 700 millones de presupuesto y coordinar grupos de trabajo, abrir agrupaciones locales y ser el portavoz en la provincia es imposible y mi compromiso, desde noviembre de 2014 -cuando fue elegido candidato a la Alcaldía- es con la ciudad de Málaga", ha añadido Cassá, quien no obstante ha recalcado su "total" compromiso con el partido y ha añadido que cuenta con "todo el apoyo del Comité Ejecutivo y del secretario de Organización, Fran Hervías".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios