Con Cataluña en el pensamiento

  • Málaga celebra el 39 aniversario de la Constitución

  • Representantes institucionales apelan a la "igualdad" de las regiones y la reforma del texto

Acto de celebración de la Constitución, ayer. Acto de celebración de la Constitución, ayer.

Acto de celebración de la Constitución, ayer. / javier albiñana

El mismo escenario de cada año, casi los mismos protagonistas institucionales y discursos que bien pudieran haberse copiado de las últimas ediciones. Salvo por una diferencia: Cataluña. El órdago separatista protagonizado por el Gobierno catalán se convirtió en nota común de los mensajes que ayer se verbalizaron para celebrar el 39 aniversario de la Constitución Española. Eso y las siempre habituales referencias a la necesidad de renovar el texto normativo.

Algunas decenas de vecinos (muchos que aprovecharon el paseo por el Centro) se dieron cita en torno al mástil situado el final de la calle Larios. Mandos militares, representantes de las Fuerzas de Seguridad del Estado, el presidente de la Diputación, el delegado del Gobierno andaluz, diputados nacionales, parlamentarios, concejales... Todos reunidos en torno a un símbolo de la democracia española.

El alcalde, Francisco de la Torre, puso de relieve el carácter "previsor" de la Constitución ante el conflicto vivido en Cataluña, donde "unos dirigentes no han sabido estar a la altura de la lealtad que tiene que haber en las relaciones entre el Gobierno regional y el resto del territorio nacional". En su intervención, ensalzó el valor de los derechos a la igualdad y a la educación", al punto de concluir que no existe igualdad sin educación.

Ante el debate continuo sobre la necesidad de retocar la norma, admitió que puede haber "alguna duda en cuestiones de perfeccionamiento de la Constitución, pero durante estos 39 años ha demostrado la capacidad de garantizar derechos y libertades". Y fue claro al demandar que se utilice la autonomía "para conseguir el desarrollo de todos los territorios, pero también para practicar la solidaridad entre todos los territorios que forman España".

En esta misma, el portavoz del equipo de gobierno del PP en la Casona del Parque, Carlos Conde, destacó la importancia de "la unidad y el respeto" en un momento "de difícil convivencia por unos pocos con posturas carentes de raciocinio", en alusión al proceso separatista, acusando a sus promotores de "usar España como moneda de cambio partidista". "Corren tiempo difíciles porque hay gente incapaz de reconocer el país en el que viven", dijo, a la vez que ensalzó los logros cosechados en las últimas cuatro décadas en España. "Hay que seguir creyendo en nuestro país, uno de los motores de la historia mundial", afirmó.

El portavoz del PSOE, Daniel Pérez, ha señalado que la Constitución se ha demostrado en estos 39 años "como la mejor opción de progreso" y ha aludido a los desafíos actuales, como el que "nos lleva ahora a rechazar el racismo identitario que algunos quieren". Pérez ha puesto en valor el artículo 138, relativo a la solidaridad territorial. "Los andaluces no queremos ser más que nadie pero tampoco menos que nadie; no se puede premiar a quienes desde la desigualdad financiera nos quieren imponer una desigualdad mayor", ha insistido. Y ha reclamado una reforma constitucional que permita avanzar otros 39 años.

Mucho más crítica con la situación actual se ha mostrado la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, quien ha tildado de "injusto el empleo torticero de parte de la Constitución mientras se relegan otras al olvido, como el derecho a la sanidad, a la vivienda, al trabajo; derechos a veces olvidados e incluso quebrantados, derechos enterrados por decisión política". "Los recortes que vulneran derechos deberían ser tan inconstitucionales como lo es la declaración unilateral de independencia", ha apostillado, insistiendo en que la Carta Magna debe ser ante todo "un instrumento de convivencia y protección para los mas vulnerables".

Y reclamó que una Constitución que escuche a las nuevas generaciones, "que reconozca un país plurinacional, que mire a los derechos de las personas, que las rescate, que persiga la corrupción", criticando abiertamente a aquello que pretende retrasar este momento de actualización.

Por su parte, el viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, destacó la necesidad de "renovar el compromiso con una Carta Magna que ha marcado el mayor desarrollo social y económico de España". "Frente al secesionismo, debemos reivindicar la igualdad de todos los territorios, sin cupos, sin prebendas", ha dicho, mensaje al que ha sumado: "frente a los populismo y a los nacionalismos, más España y más Europa". Y se ha mostrado contrario a los cambios constitucionales que plantean "dos velocidades; eso no lo queremos".

Al finalizar el acto, en el mismo escenario de siempre, casi con los mismos actores institucionales, y con discursos que pudieran haberse copiado de un año a otro la bandera de España fue izada hasta lo más alto del mástil. Toda una novedad que recogió el propio alcalde al recordar que el año pasado un incidente en el funcionamiento del mecanismo de subida dio al traste con el gesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios