Cerca de 600 sanitarios emigran al extranjero en los últimos tres años

  • Cincuenta y cinco médicos se han dado de baja en el último curso, 150 farmacéuticos se han marchado fuera de la provincia y unos 400 enfermeros buscan oportunidades en el exterior

Son algunas de las carreras más demandadas año tras año, las que exigen las mayores notas de corte, los estudiantes que más recursos y tiempo dedican en bachillerato y durante su carrera universitaria, y los mismos que se están viendo obligados a hacer la maleta para buscar trabajo fuera de nuestras fronteras. En los últimos tres años, cerca de 600 profesionales sanitarios han emigrado al extranjero para poder trabajar en sus disciplinas, según alertaron los representantes de los siete colegios que conforman la Unión Profesional Sanitaria de Málaga (Uprosama).

Más concretamente, en el ámbito de la medicina se han producido 55 bajas entre 2012 y septiembre de 2013, la mayoría con destino al Reino Unido, seguido de otros países como Suecia, Alemania o Francia. No obstante, otros 99 colegiados han solicitado la certificación para partir de un momento a otro. Por especialidad predominan los médicos de familia y anestesiólogos, profesionales de edades comprendidas principalmente entre los 26 y los 45 años. Asimismo, esta fuga de profesionales, unido a que en los próximos diez años se jubilarán cerca del 60% de los sanitarios médicos, provocaría no solo el envejecimiento de la población médica en Málaga sino un déficit de algunas especialidades como anestesiología, cirugía, pediatría o medicina interna. "El banquillo de profesionales que tendrían que sustituirlos están cogiendo el avión para marcharse, tenemos la necesidad de fidelizar a los médicos jóvenes para evitarlo", manifestó Juan José Sánchez Luque, presidente del Colegio de Médicos de Málaga.

Por su parte, Javier Tudela, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, señaló que 150 profesionales se han ido fuera de la provincia a trabajar. De esta manera, desde 2010 el número de farmacéuticos que han dejado de trabajar ha ascendido de 164 a 314 en el presente ejercicio de un total de 1.795 colegiados. Al mismo tiempo, también se ha producido una merma en otros puestos de trabajo que mantienen relación con el sector, más concretamente han desaparecido 200 técnicos de farmacia en los tres últimos años. Asimismo, Tudela añade como, según una encuesta realizada a los profesionales, se prevé la supresión de en torno a unos 150 profesionales a lo largo del año 2014 y la no renovación de 200 puestos de trabajo de carácter temporal. "En el año 2010 recibíamos entre 10 y 25 currículums de media; en este momento tenemos 160 en la bolsa de trabajo del colegio, lo que ejemplifica la falta de empleabilidad", expresó.

Por otra parte, el número de enfermeros que se han marchado fuera a trabajar en los últimos años asciende a 400, según manifestó Juan Antonio Astorga, presidente del Colegio de Enfermería de Málaga. "Las tres últimas promociones están prácticamente en paro. Ya son cerca de 600 los profesionales que se encuentran en la lista del desempleo", añadió. En el sector de la fisioterapia, de los 1.000 colegiados actualmente en Málaga, en 2012 se produjeron 12 bajas para partir al extranjero, cifra que se ha multiplicado en 30 en lo que llevamos de año.

"Se está intentando con menos hacer lo mismo, y en atención sanitaria eso no existe. Se recorta en medios pero no en responsabilidades", expresó Sánchez Luque. Por esta razón, Uprosama pide que haya más ofertas públicas de empleo y que se mejoren los contratos actuales para que sean más estables y con una retribución acorde a la categoría profesional. Asimismo, proponen la formación continuada teórico-práctica de los profesionales sanitarios en situación de desempleo para evitar que estos puedan tener periodos en blanco en su etapa profesional y puedan realizar prácticas en centros sanitarios en los que en un futuro puedan trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios