'Ciencia ficción' sanitaria

  • Empresas y hospitales trabajan ya con la bioimpresión

Puede parecer algo más propio de una película de ciencia ficción, pero la fabricación de órganos vitales artificiales puede ser realidad en las próximas décadas. Al menos, eso es lo que sostuvo ayer Bernardo Herrera, investigador del Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, quien participó en el seminario "Ciencia para el verano. Algunos aspectos de los avances en el conocimiento biomédico" que la Universidad de Málaga celebra en Archidona en el marco de sus Cursos de Verano.

Este importante avance médico sería posible a partir de la bioimpresión; una fórmula que permitiría la creación de copias de tejidos y células, y que según Herrera, podría empezar a ser una realidad dentro de unos 15 años. Las prótesis de rodilla y cadera serían, previsiblemente, las primeras en obtenerse por medio de este proceso, según vaticinó el experto.

En lo referente a órganos vitales como el corazón o el hígado, el investigador auguró que tendrán que pasar unos 25 años ante de que se puedan ver los primeros resultados positivos en esta línea. Sin embargo, Herrera aseguró que pasado este período de tiempo, en España se llegarán a imprimir órganos tales como la tráquea o tejidos parciales como las válvulas del corazón.

La utilización de esta tecnología, que ya ha llegado al país en su fase experimental, traería aparejada una importante reducción de los tiempos de espera. Además, la adaptación del organismo a los nuevos tejidos sería más rápida, ya que estos se fabricarían de forma personalizada para cada patología y paciente. Herrera recordó que en España ya hay empresas dedicadas a investigar sobre este nuevo enfoque biomédico. En el caso de Andalucía, la primera aproximación a la biompresión puede encontrarse en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada, donde un equipo médico ha implantado una córnea artificial a partir de la creación de células que se han cultivado en un laboratorio y que podrían ser reproducidas para generar nuevos órganos.

Por otro lado, el ponente destacó que el país llegará a ser, presumiblemente, una de las grandes potencias mundiales en el terreno de la sustitución de órganos, ya que al esperanzador futuro que promete la bioimpresión hay que destacar "la conciencia sanitaria y ciudadana" que existe sobre la donación de órganos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios