Cierre de fiestas, peleas y decomiso de bengalas en la despedida del año

  • La Policía clausura una macrofiesta sin permiso tras una reyerta en Cerrado de Calderón y la Cruz Roja atiende a los heridos en 11 enfrentamientos en la capital

Comentarios 5

Fiestas de fin de año sin permiso, peleas callejeras, intoxicaciones etílicas, accidentes de moto, lanzamiento de bengalas prohibidas... Una vez más, los incidentes se repitieron por toda la capital en la última y más accidentada noche del año: los cuerpos de seguridad y los servicios de emergencia no pararon.

En la urbanización Cerrado de Calderón, agentes de la Policía Nacional y Local clausuraron una macrofiesta alrededor de las cuatro de la madrugada, a raíz de una multitudinaria reyerta que se originó en el exterior del establecimiento con varios heridos, según confirmaron fuentes cercanas a este periódico.

Un numeroso grupo de jóvenes se enfrentó con piedras en mitad de la carretera y dos de ellos tuvieron que ser trasladados al Hospital Carlos Haya. Uno en ambulancia y otro por su padre, que fue alertado del incidente. Varios vecinos llamaron a la Policía asustados por el virulento enfrentamiento entre los jóvenes y los contenedores que éstos distribuyeron por la vía pública, con el propósito, parece ser, de entorpecer el paso de los vehículos, según explicaba ayer al diario un vecino de la zona.

Aunque la Policía ya había acudido al establecimiento donde se desarrollaba la fiesta varias veces esa misma noche para interceder en otras discusiones, en esta ocasión, los agentes decidieron clausurar el local y desalojar a todos los invitados que probablemente habían abonado su entrada para toda la noche.

El festejo se estaba celebrando sin permiso, ya que el establecimiento, ubicado en los alrededores del centro comercial en el Paseo Cerrado de Calderón, sólo contaba con licencia de restaurante y no tenía contratado un equipo de seguridad homologado. No obstante, el organizador sí tenía el seguro obligatorio para el desarrollo de este tipo de eventos, según confirmaron fuentes cercanas a la Policía.

Por otro lado, la Policía Local denunció a tres jóvenes por lanzar bengalas y cohetes no permitidos desde su automóvil en marcha y hacia la vía pública. En el coche, llevaban hasta 17 bengalas y nueve cohetes.

La comercialización de material pirotécnico irregular se ha sucedido durante todo el mes de diciembre en la capital. El pasado día 5, la Policía requisaba en La Palmilla unos 10.000 petardos, algunos de los cuales prohibidos por su peligrosidad, que un hombre estaba vendiendo a niños de entre 10 y 12 años en La Palmilla.

La Policía Local también detuvo en la pasada madrugada del día 1 a dos personas por conducir en estado de embriaguez, según confirmaron fuentes del cuerpo.

Por otro lado, la unidad de emergencias de la Cruz Roja cubrió, sólo entre las doce de la noche y las ocho de la mañana, 42 urgencias. Según aseguró un portavoz de la ONG, atendieron a una decena de chicos que habían sufrido accidentes leves de moto y un total de 14 intoxicaciones etílicas.

Los voluntarios de Cruz Roja también atendieron de sus heridas a los implicados en 11 peleas en la capital, así como otras urgencias por caídas y cortes. Además, la ONG acompañó con tres ambulancias a los sanitarios del 061.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios