Ciudad Jardín se tiñe de azul

Está de moda ser pitufo. Ya lo ha podido comprobar Júzcar en primera persona al ser la cuna malagueña de los seres azulados más famosos del mundo y ayer los más pequeños del Centro de Educación Infantil Sagrada Familia Unicaja Obra Social de Ciudad Jardín vivieron una jornada especial en torno a los duendecillos azules. El patio de recreo se transformó en Pitufilandia. Un universo donde los pequeños seres azules se divertían ante la mirada de sus más allegados.

Con motivo de la celebración de los carnavales y aprovechando el día de San Valentín, el centro se convirtió en una gran seta llena de pitufillos. Una jornada para aprender, reír, soñar y jugar.

Desde el más pequeño con casi siete meses hasta el más grande con 3 años, todos se disfrazaron con el atuendo de estos duendecillos azulones. Hasta el más mínimo detalle estaba cuidado en el desfile. Entre risas y algún que otro llanto, los pitufos paseaban con sus gorros, petos azules y hasta un corazón que cada pequeño llevaba consigo mientras reían y saludaban a sus padres. Globos, serpentinas y corazones decoraban el exterior al paso de estos peculiares y simpáticos gnomos.

La celebración tuvo lugar en el patio interior del colegio, donde alumnos, padres, familiares y educadores disfrutaron de los distintos espectáculos y animaciones que realizaron los más pequeños junto a la compañía Artea T, con los que bailaron, cantaron y pasaron una agradable velada al ritmo de la música de los pitufos y otras canciones infantiles.

El acto finalizó con la gran aparición de Minnie, la novia del singular ratón de Disney, que ante la mirada atónita de los niños no dejó de bailar y jugar con todos.

Tanto la felicidad como la sonrisa, hicieron escala durante mucho tiempo en Pitufilandia. Las dos, quisieron permanecer junto a los niños. Inocencia y muchas ganas de vivir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios