Ciudadanos llevará a la Fiscalía los contratos de Marina Bravo a la empresa de su cuñado

  • Bendodo recuerda que se ha abierto un procedimiento para que la diputada aporte información y que el expediente no está aún concluido

La diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, en el centro. La diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, en el centro.

La diputada de Medio Ambiente, Marina Bravo, en el centro.

El grupo de Ciudadanos en la Diputación de Málaga ha anunciado en el pleno de este martes que llevará tanto a la Fiscalía como a la Cámara de Cuentas las contrataciones del Área de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, que dirige Marina Bravo, con la empresa del hermano de su pareja y en la que también trabaja este.

A esta medida se han sumado el PSOE, que llevaba una moción solicitando llevar este asunto a la Fiscalía; IU Para la Gente y Málaga Ahora. El PP ha votado en contra y ha considerado una "irresponsabilidad" esta decisión teniendo en cuenta que aún no ha finalizado el expediente.

Este pasado lunes se conoció el informe de la Secretaría General en el que pese a que no concluye claramente si hay o no conflicto de intereses sí sostiene que el Área debería haber pedido más ofertas a otras empresas e insta a abrir un procedimiento contradictorio para dar audiencia a Bravo y que sean los servicios jurídicos de la institución los que se pronuncien.

El portavoz de Cs, Gonzalo Sichar, ha anunciado, durante la votación de la moción del PSOE, en la que reclamaba acudir a la Fiscalía así como las dimisiones de Bravo, por las contrataciones en sí; y de la vicepresidenta segunda Ana Mata, por levantar reparos del interventor; que la formación naranja llevará "mañana mismo" este asunto a la justicia, apoyando también el punto socialista, votado a favor igualmente por Málaga Ahora e IU Para la Gente.

Sichar, además, ha asegurado que llevarán el caso a la Cámara de Cuentas y lo ha argumentado en que "no sólo no hay duda de la falta de ética sino que empiezan a aparecer serias dudas sobre la legalidad" de las contrataciones. A su juicio, el procedimiento contradictorio solicitado por la secretaria general de la Diputación al equipo de gobierno, y que ya se ha puesto en marcha, "es muy insuficiente y quien se debe pronunciar es la Fiscalía".

"No habrá una resolución más clara que la Fiscalía y creemos que no sólo la Fiscalía sino la Cámara de Cuentas tiene que tener información de todo esto", ha dicho, añadiendo que Ciudadanos, no necesita "ningún acuerdo de pleno". Así, ha reiterado que esto "no es una competición" y que su formación no es quien para juzgar o no si hay delito, de ahí que se acuda al Ministerio Público.

En este sentido, el portavoz socialista, Francisco Conejo, ha dicho a Ciudadanos que no irán solos sino que "la Diputación tendrá que llevar toda la documentación para que ningún malagueño tenga la menor duda de que aquí no se ha cometido un delito".

La diputada Marina Bravo ha tomado la palabra y defendido su gestión y, respecto a los reparos criticados por los socialistas, ha dicho que no son únicamente dos sino siete pero están "dentro de la normalidad". "Ni he elegido a ninguna empresa ni he hecho encargos en once años y se lo voy a demostrar", ha espetado, añadiendo que lo que quiere el PSOE es "desprestigiar al equipo de gobierno" del PP.

Así, ha indicado también a Conejo que "si tan buena fe tiene se leería todos los papeles y no solo los que a usted le interesan" y ha hecho hincapié en que hay interpretaciones jurídicas entre el interventor y el jefe de servicio de las áreas que "no siempre coinciden".

"Yo confío plenamente en el jefe de servicio y en sus informes de idoneidad y es la persona que hace la adjudicación del gasto; yo firmo un trámite previo. Es un funcionario público, de lo mejor", ha sostenido Bravo, quien ha señalado que en 2017 en el Área de Medio Ambiente hubo 18 expedientes de reparo frente a los 2.018 realizados en seis meses de 2011 con un gobierno de PSOE e IU. 

Para finalizar el debate, el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha advertido a los grupos políticos que aunque pueden ir al organismo que quieran este expediente no está concluido. Así, ha aludido a que se ha abierto el citado expediente contradictorio para que la diputada pueda explicarse y llevar la documentación que considere.

"Sepan que van a tomar una decisión política sobre una situación no conclusa; ustedes quieren ir más allá de la política y entiendan que no hay un expediente acabado, que estará en unos 15-20 días con la conclusión de los servicios jurídicos", ha expuesto, reiterando que los grupos "son libres de hacer lo que quieran en ese momento y ahora".

Sí ha pedido Bendodo a los "nuevos partidos", en referencia a Ciudadanos, su socio de investidura, "que no se contagien", aludiendo al PSOE: "Ellos desgastan al gobierno, dan patadas en vez de meter goles. Los partidos se ganan metiendo goles y usted es experto en meter patadas".

El presidente de la institución ha aludido a que llevarlo a la Fiscalía puede suponer "que se admita o no y si no se admite, asuman sus responsabilidades", ha dicho Bendodo, quien ha pedido que se deje trabajar a los funcionarios de la Diputación. "Ahora mismos no tienen toda la documentación porque el expediente no está concluso", ha finalizado.

La portavoz de Málaga Ahora, Rosa Galindo, ha considerado que "todo apunta a un conflicto de intereses pero siendo objetiva la señora Bravo tendría diez días para hacer alegaciones por lo que es un expediente que sigue abierto". No han apoyado pedir la dimisión de la vicepresidenta Ana Mata, considerando que "levantamiento de reparos se firman millones y el único responsable sería el presidente".

"Llevarlo a Fiscalía no es malo, se lleva, requiere documentación, hace sus consideraciones y ve si hay o no delito. Yo si estuviera en el lugar de Bravo lo haría por defender mi dignidad y demostrar a la ciudadanía que de lo que se me acusa no es cierto", ha opinado.

Para Guzmán Ahumada, portavoz de IU Para la Gente, la salida "digna" sería la dimisión de Marina Bravo, "que aunque se pida en pleno es algo personal". Sí ha lamentado que no se pidieran varias ofertas "o es que nos van a decir que sólo hay una empresa en la provincia que hace camisetas, igual que sólo hay un bar en Mijas que sirve comidas para 50 comensales".

El portavoz del equipo de gobierno, Francisco Salado ha acusado a Conejo de llevar este caso al "espectáculo circense" y ha incidido en que se ha abierto un procedimiento contradictorio "aunque usted quiere instaurar un proceso inquisitorio y eso está derogado ya". "Tiene que dejar trabajar a los servicios jurídicos de esta casa, usted interesadamente tergiversa el informe de la Secretaría General y manipula en su moción con medias verdades", ha afirmado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios