Ciudadanos desconcierta

  • Juan Cassá lo mismo pasa por alto las colocaciones y los sueldos de algunos cargos directivos que abre un conflicto porque quiere eliminar una unidad de elite de la Policía Local

DIFÍCIL saber por el comportamiento de estas semanas cuál es el papel que juega Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga. Por una parte, en los asuntos más escabrosos como el de los sueldos del personal de confianza y el mantenimiento de algunos cargos directivos, Juan Cassá ha facilitado que el alcalde juegue sus bazas e incluso aplace la partida hasta diciembre. Una vez celebradas las elecciones generales Francisco de la Torre alberga la esperanza de que el partido naranja igual entra en el gobierno municipal y se termina este periodo de inestabilidad.

Pero por otra parte, ha colocado en un brete al regidor con algunas de sus posturas. Ciudadanos quiere el rescate del proyecto del hotel Moneo por el impago del convenio mientras De la Torre quiere agotar los plazos por si incluso en la vía ejecutiva el propietario del suelo encuentra dinero para afrontar su obligación. Y rechaza que se destine más dinero a proyectos en el edificio de Tabacalera si no hay socios privados que lo sustenten, con lo cual dejarían a De la Torre sangrando por la herida de su más clamoroso fracaso como ha sido el de Tabacalera.

La bisoñez del grupo municipal de Ciudadanos es más que evidente. En el primer pleno, Cassá ni siquiera conocía cuántas veces tenía que intervenir en la sesión y quedó en evidencia. Nadie le había comentado cómo funciona ese cónclave municipal. Lo primero que han hecho es fichar un asesor de prensa con experiencia en la vida municipal. ¿Pero a quién han consultado para meterse de hoz y coz a las primeras de cambio en un asunto tan técnico como el funcionamiento del Grupo Operativo de Apoyo, la unidad de elite de la Policía Local, al entender que sirven para muy poco? La UPLB, el sindicato policial que desde hace décadas defiende que no hay diferencias en cuanto a la preparación de los agentes locales y los de la Policía Nacional, ha visto la propuesta como una afrenta al Cuerpo.

Hoy se constituye la Diputación, y tras el respaldo de los dos diputados provinciales naranjas a Elías Bendodo para presidirla, se verá si Ángel Nozal controla su grupo del PP en Mijas. La guerra abierta entre el líder del PP con el alcalde de Ciudadanos con el alcalde de Ciudadanos qué él mismo encumbró con sus votos no tiene mucha vuelta atrás. Pero el regidor Juan Carlos Maldonado tiene la sartén por el mango. Los populares no pueden presentarle una moción de censura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios