Comercios y gasolineras quedarán desabastecidos en sólo dos días

  • Alrededor del 90% de los transportistas malagueños secundaron el paro que comenzó ayer y que se mantendrá de forma indefinida · La Guardia Civil tuvo que escoltar a algunos vehículos

Comentarios 2

La huelga iniciada ayer por los transportistas de todo el país se dejará notar en Málaga en sólo dos días. Comercios y gasolineras de la provincia quedarán desabastecidos a finales de esta semana si el paro convocado por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) se prolonga. Mercamálaga no ha recibido mercancía desde el domingo, mientras que los pocos camiones que pudieron circular ayer por la provincia para abastecer a los establecimientos tuvieron que ser escoltados por la Guardia Civil para evitar la acción de los piquetes.

La interrupción generalizada en el reparto de mercancías no tardará mucho en notarse en los comercios de alimentación, sobre todo de productos perecederos, y en las gasolineras que ayer sufrieron la avalancha de cientos de usuarios alertados ante las consecuencias de la huelga.

De momento, no ha habido grandes problemas en los comercios malagueños, aunque según el presidente de la Federación de Comerciantes de Málaga, Enrique Gil, la falta de provisiones es "previsible y tendrán graves repercusiones económicas en la facturación del sector".

En el caso de las estaciones de servicio, la Asociación de Distribuidores de Gasóleo de Andalucía insiste en que la alerta desatada entre la población "no está justificada el primer día de huelga", aunque reconoce que el desgaste de las reservas "sí acabará repercutiendo obviamente" en los próximos días.

Ayer la actividad diaria en Mercamálaga no se vio afectada, dado que los lunes no hay mercado de pescado -también en huelga desde el viernes-, aunque los camiones no pudieron acceder durante todo el día y a partir de hoy sí afectará a la venta de frutas y verduras. Además, los minoristas notaron una subida de los precios en torno al 15 y 20 por ciento ante la escasez de algunos productos.

Tampoco pudieron salir a las carreteras los 1.300 vehículos que tienen base en el Centro de Transporte de Mercancías (CTM) de Málaga, que mueve diariamente más de 4.000 toneladas de productos. El gerente, Javier Lasso de la Vega, aseguró que el desabastecimiento en los próximos días será "inevitable" dado que "más del 85 por ciento de los aprovisionamientos se mueven por carretera".

El paro también está afectando al Puerto de Málaga, que ha paralizado casi por completo su actividad, al igual que la mayoría de los polígonos de la provincia donde la acción de los piquetes de los transportistas que están secundando la huelga sólo permitió circular ayer a vehículos de menor tamaño.

Alrededor del 90 por ciento de los transportistas malagueños, según los cálculos de la patronal convocante, apoyaron la primera jornada de huelga que transcurrió con normalidad en toda la provincia. Sólo se produjeron leves incidentes que se saldaron con daños materiales por la rotura de las lunas de los camiones que intentaron salir de la fábrica de cemento de La Araña y el polígono industrial de Antequera.

Los piquetes informativos provocaron que un 20 por ciento del sector que agrupa la Federación provincial de Transporte de Málaga (Fetrama), y que decidió no apoyar la movilización, tuviera que interrumpir su actividad ante la imposibilidad de acceder a los centros de distribución. Los pocos camiones que pudieron circular fueron escoltados por la Guardia Civil para que los supermercados y gasolineras no quedaran desabastecidas por completo.

Según la gerente de Fetrama, Susana Rojas, el sector de las mudanzas, la asistencia en carretera, el reparto de medicamentos y el de mensajería urgente también trabajaron "con total normalidad".

El motivo por el que esta federación, que agrupa al 60 por ciento del sector del transporte en Málaga, ha preferido no apoyar la huelga se debe a que considera "insuficiente" las reivindicaciones de Fenadismer y exige un paquete de medidas que incluya medidas urgentes y a largo plazo para evitar el cierre de numerosas empresas de distribución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios