Comienza la construcción de la primera fase de las nuevas instalaciones de la EMT

  • La parcela total tiene una superficie total de 60.000 metros cuadrados lo que equivale a la extensión de nueve campos de fútbol

Primera piedra de las nuevas instalaciones de la EMT. Primera piedra de las nuevas instalaciones de la EMT.

Primera piedra de las nuevas instalaciones de la EMT.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha presentado este viernes la ubicación en la que se construirán las nuevas instalaciones de la Empresa Malagueña de Transporte (EMT). En concreto, se trata de una parcela situada en los Prados, en calle Paquiro, junto al Auditorio Municipal que se adecua al crecimiento presente y futuro que está experimentando la EMT.

Para la elección de la parcela se tuvo en cuenta la idoneidad de su ubicación con objetivo de no aumentar la distancia necesaria para que los autobuses se incorporen a las líneas con respecto a la situación actual.

La parcela total tiene una superficie total de 60.000 metros cuadrados lo que equivale a la extensión de nueve campos de fútbol en la que se proyectarán un Taller de Reparación, una estación de carga para autobuses de GNC, Híbridos y Eléctricos, además de oficinas y aparcamientos para a menos 360 autobuses.

La primera fase de las obras, destinada a crear una zona de aparcamientos para los autobuses, saldrá a concurso con un precio de 825.612 euros y se licitará en breve. Prevé actuaciones en una superficie de 16.500 metros cuadrados, según ha explicado el alcalde, que ha estado acompañado por la concejala de Movilidad, Elvira Maeso.

De la Torre ha asegurado que "es un acto simbólico", porque es la primera piedra de una primera fase que en su conjunto es importante", pero también "real".

La movilidad del futuro pasa por la utilización del transporte público, más eficiente y sostenible tanto en el aspecto energético y medioambiental como en la ocupación de espacio y vía pública, así como el uso de nuevas tecnologías más respetuosas con el medioambiente, como la electricidad y el gas natural comprimido, o incluso el Hidrógeno en un horizonte más amplio. Para ello se hacía imprescindible contar con unas nuevas instalaciones.

El incremento sostenido de viajeros que está experimentado la EMT durante los últimos años y más concretamente el experimentado el pasado 2017 con cifras cercana al cinco por ciento y un total de 46.609.301 de viajeros anuales -a 31 de diciembre de 2017-, hace patente que la ciudadanía está convencida del nuevo modelo de movilidad que se implantará en las principales ciudades europeas como Londres, París, Madrid y pasa por una mayor utilización del autobús y un menor uso del transporte privado.

Fruto de estos incrementos, la EMT incorporó a lo largo del pasado año 46 nuevos autobuses por lo que la flota que en la actualidad alcanza los 270 vehículos en activo, más una reserva de 20 autobuses para los picos de demanda como son Semana Santa, Feria o Navidad, así como vehículos en proceso de donación, venta o achatarramiento.

A ellos se suman otros tantos vehículos antiguos de la asociación Transbus, cuyo objeto es la recuperación de los vehículos históricos que han circulado en las calles de Málaga en su historia. En conjunto, el parque móvil de la EMT supera los 300 autobuses en estos momentos y es por tanto imprescindible construir unas nuevas instalaciones. Hay que recordar que las actuales instalaciones datan de 1984 y que se planearon para un tamaño de flota menor al actual. 

Han detallado que en esta primera actuación se acometerá el vallado perimetral vigilado, mediante un sistema de cámaras, de una superficie de 16.500 metros cuadrados, de la cual el 50% será vallado definitivo de similares características a las del Auditorio Municipal.

De igual modo se procederá a la nivelación de toda la parcela si bien solo se contempla la pavimentación, urbanización y alumbrado de unos 7.000 metros cuadrados, superficie necesaria para permitir la utilización como estacionamiento de 55 autobuses, 53 de ellos articulados.

El motivo de esta obra es el crecimiento que está experimentando la flota con las recientes incorporaciones y que se completará este año con la llegada en verano de 10 mega-articulados de 18,75 metros.

La modernización de las líneas de la EMT con la creación de macrolíneas como la nueva línea 7 puesta en funcionamiento el pasado mes de febrero, favorece la utilización de autobuses articulados, de mayor capacidad que conectan directamente y sin transbordo los extremos de Málaga.

El total de obra ascenderá a 825.612 euros que se licitará en breve. Actualmente se ha contratado la realización de placas de carga para verificar la estabilidad del terreno. Mediante un contrato menor se ha excavado 75 centímetros de profundidad en una superficie de 3500 metros cuadrados, para realizar las pruebas de resistencia, a lo que se sumará el relleno con las propias tierras compactadas y estabilizadas, así como 30 centímetros de suelo cemento. El importe total de estos trabajos en marcha asciende a 50.000 euros. 

Por otro lado, en una segunda fase se completará el resto de instalaciones. Así, por un lado se construirá el edificio de talleres de 9.000 metros cuadrados aproximadamente. Dentro del mismo se contemplan diversas áreas funcionales como taller de chapa, almacén, fosas para reparaciones, taller de pintura, entre otros.

Todo adecuado al trabajo con autobuses de mayores dimensiones como los articulados. También se dispondrá de zona para la recarga de autobuses adecuado a los avances tecnológicos en movilidad lavado y plazas de aparcamiento.

Por otro lado, han dicho, se construirá un edificio para las oficinas de administración y servicios generales, adecuadas al nuevo tamaño y dotada de las últimas tecnologías adecuadas a una EMT del futuro.

Las instalaciones se completarán con estaciones de carga de combustibles tradicionales, como el gasoil y la gasolina, junto a sistema de alta presión de Gas Natural Comprimido. Junto a esos combustibles, la EMT quiere dotar a las nuevas instalaciones de un amplio espacio para la carga eléctrica, sin duda uno de los modos de tracción que comienza a despuntar en el transporte público, y que promete ser el predominante en el medio plazo.

Por último, hay que indicar que estas instalaciones servirán incluso para suministrar combustible a otras empresas. Hoy día, la EMT es la suministradora de gasoil, gasolina y gas para todo el holding municipal, y con las nuevas instalaciones se pretende ampliar la venta a empresas exteriores al ámbito municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios