Condenado por huir de un control policial con tres kilos de hachís en su coche

  • La Audiencia le impone una pena de tres años y medio de cárcel y una multa de 18.000 euros

La Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre por conducir de forma temeraria para huir de un control policial en la carretera, porque llevaba más de dos kilos y medio de hachís escondidos en el vehículo. Se le impone tres años y medio de prisión y multa de 18.000 euros.

Los hechos sucedieron en enero de 2015. El acusado, que se dedicaba a la venta de droga, circulaba por una avenida de la localidad malagueña de Torremolinos transportando en el coche dicha cantidad de hachís, cuando se encontró un control de la Policía Nacional.

Ante el riesgo de que lo detuvieran, el procesado paró y un agente le dijo que fuera hasta el punto de identificación, pero, "lejos de obedecer", el acusado, "pisó el acelerador y con una manifiesta desatención de las elementales normas de seguridad, comenzó a circular a gran velocidad marcha atrás y en sentido contrario".

De esta forma, llegó a recorrer unos 200 metros, "obligando a los demás conductores a cambiar de carril para evitar colisionar". Tras esto, el hombre accedió en sentido contrario al permitido a una calle, donde aparcó el vehículo y trató de huir a la carrera, aunque fue alcanzado y detenidos por los policías.

En el registro del coche se encontraron 29 tabletas de hachís con un peso total de 2.839 gramos. Además, se intervinieron otros efectos, como varios teléfonos móviles. En su vivienda se hallaron 14 bolsitas con cocaína preparada para la venta. Toda la droga incautada podría alcanzar el precio de 18.700 euros. Por estos hechos se le condena por un delito contra la salud pública, por el que se le impone tres años de prisión y multa de 18.000 euros; y por otro de conducción temeraria, por el que se le condena a seis meses de cárcel y la privación del carné de conducir durante tres años.

La Sala ha dictado esta sentencia con la conformidad que expresó el acusado y su defensa al escrito presentado del ministerio fiscal. Asimismo, se decreta el comiso de todas las sustancias intervenidas y de los efectos encontrados en los registros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios