Condenado por destrozar el ojo a un hombre de un puñetazo

La Audiencia de Málaga ha condenado a seis años y medio de prisión a un hombre por reventar un ojo a otro al propinarle un puñetazo en la cara en las inmediaciones de un bar de la localidad malagueña de Torrox. Además, se le impone el pago de 56.988 euros como indemnización al perjudicado. Los hechos sucedieron en mayo del año 2015.

Según se declara probado en la sentencia, la víctima estaba conversando con dos personas "en un tono no amigable", recriminándoles algo "de forma ofensiva". Entonces, se acercó a ellos el acusado, quien propinó al hombre un "fuerte" puñetazo en el ojo "lo que le originó el estallido del globo ocular", tras lo que el procesado se marchó del lugar, según se recoge en la resolución.

La condena alcanza los seis años y medio de cárcel y el pago de 56.988 euros

La víctima requirió tratamiento quirúrgico, consistente en la sutura de la herida y la reconstrucción del globo ocular, y curó en 54 días, aunque le tuvieron que extirpar el globo ocular, sufriendo un perjuicio estético moderado. Tanto la víctima como el perjudicado habían estado previamente, "por separado y sin contacto entre ellos", bebiendo alcohol, lo que afectaba a sus normales facultades. Por estos hechos, el juzgado condena al acusado por un delito de lesiones agravadas.

Para la Sala, la agresión fue realizada "de forma consciente y voluntaria" y el resultado del golpe "era previsible" por el lugar y la fuerza con el que lo realizó. El propio procesado reconoció haber golpeado a la víctima. Además, en la sentencia se añade que el perjudicado no golpeó previamente y se señala que "no justifica la agresión" que éste "insultase o no a terceras personas". El Tribunal aplica la circunstancia que rebaja la pena de embriaguez; sin embargo, rechaza las demás expuestas que habían sido expuestas por la defensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios