Condenados a 13 años tres hombres por matar a otro y ocultarlo en una maleta

  • Los acusados admitieron en el juicio que lo asesinaron en una transacción de droga

La Audiencia de Málaga ha condenado a tres hombres a 13 años de cárcel a cada uno por acabar con la vida de otro tras discutir en una transacción de cocaína y, posteriormente, ocultar en una maleta el cuerpo, que fue encontrado 19 meses después en un paraje de Mijas. Además, se les impone el pago de una indemnización de 320.000 euros. La sentencia se dicta tras el veredicto de culpabilidad emitido por unanimidad por un jurado popular y tras reconocer los procesados estos hechos en el juicio y mostrar su conformidad tanto ellos como sus defensas con las conclusiones y las penas e indemnización solicitadas tanto por el ministerio fiscal como por la acusación pública, en nombre de la hermana del fallecido.

Los hechos sucedieron en abril de 2007. El Tribunal popular declaró probado, según la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press, que uno de los acusados, nacido en Colombia, actuó como intermediario y llevó a la víctima a la vivienda de otro procesado en Benalmádena para realizar una operación de venta de cocaína, que iba a ser suministrada por el fallecido. Cuando llegaron, estaban los otros dos acusados y se produjo una "acalorada discusión" entre uno de ellos y el vendedor debido a la sustancia y al trato, dice la resolución. Cuando la víctima introdujo la mano en la bolsa que portaba, uno de los procesados, "desconocedor de la intención", sacó su arma y le disparó en la zona de la nuca, provocándole la muerte. Tras esto, señala la sentencia, los dos acusados que estaban en el piso, uno de nacionalidad cubana y otro colombiano, limpiaron la vivienda y ocultaron el cuerpo de la víctima en una maleta, deshaciéndose de él, que fue encontrado en noviembre de 2008 en el cauce de un arroyo, en el paraje conocido como El Higuerón.

Así, se le condena a los tres por un delito de homicidio. El magistrado-presidente del Tribunal del Jurado destaca en la sentencia que el veredicto fue "preciso, claro y contundente" y que todos los pronunciamientos fueron por unanimidad. Asimismo, precisa que los miembros del tribunal popular contaron con varias pruebas de cargo para llegar a su decisión. En este sentido, se indica que además del reconocimiento por parte de los acusados tanto en su declaración como en el momento de su derecho a la última palabra, los jurados también han tenido en cuenta las conversaciones telefónicas sobre la transacción de droga, que fueron intervenidas, y la correspondencia de los restos de sangre hallados en la casa con los encontrados en la maleta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios