Condenados tres miembros de una familia por huir de un control policial con droga

  • Una pareja y la madre del hombre tuvieron un altercado con la policía en febrero de 2011

La Audiencia de Málaga ha condenado a una pareja y a la madre del hombre por huir en el coche, en el que circulaban y donde llevaban oculta heroína, al ver el control policial establecido para detenerlos. Así, se le impone al acusado la pena de siete años y medio de prisión y a la mujer tres años de cárcel, mientras que a la tercera procesada se le condena a un año.

Según se declaró probado por la Audiencia, en una sentencia, un grupo de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Torremolinos (Málaga) investigaba a una organización que se dedicaba al tráfico de drogas. Así, se estableció una vinculación con el acusado y se acordaron intervenciones telefónicas, de las que se obtuvieron datos sobre una operación de compraventa.

De la investigación, dice la resolución, se tuvo conocimiento de que la pareja viajó en febrero de 2011 a la localidad sevillana de Dos Hermanas, junto a la madre del hombre, y que quedaron con una persona para que les entregara un kilogramo de heroína, tras lo que emprendieron el camino de regreso a Málaga.

Así, los investigadores establecieron dos dispositivos de control en dos entradas a la barriada malagueña de Campanillas. Cuando los acusados vieron que la vía estaba bloqueada por tres coches policiales, detuvieron el vehículo, pero el conductor en lugar de obedecer a los agentes que le dieron el alto "aceleró e intentó dar la vuelta".

En ese momento, según el relato probado, el acusado emprendió súbitamente la marcha otra vez "abalanzándose sobre los agentes" y llegando a golpear a uno de ellos con el retrovisor, mientras que otros tres tuvieron que apartarse para no ser atropellados. A partir de ahí se produjo una persecución, en la que los acusados tiraron puñados de heroína por las ventanas.

Cuando lograron alcanzarles y detenerles, la madre del procesado "arrojó un puñado de heroína a los ojos" de uno de los agentes, que perdió visibilidad durante unos instantes. A consecuencia de estos hechos, al menos dos policías resultaron con varias contusiones y lesiones y parte de la heroína que transportaban los acusados quedó dispersa en el coche y en las ropas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios