Condenan a una empresa por pagar menos a una mujer que al resto de jefes

  • La trabajadora, que tenía la misma categoría que otros cuatro responsables, será indemnizada con 35.000 euros

Una sentencia que da la razón a una mujer que cobraba menos que el resto de sus compañeros -todos ellos hombres- sienta un precedente en cuanto a la brecha salarial. El Juzgado de lo Social número 2 de Málaga ha condenado a la empresa en la que trabajaba al quedar acreditado "que se vulneraba el derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo", dado que percibía "unas retribuciones sustancialmente inferiores" a la de otros cuatro responsables de departamento. Y ello, reza el escrito, al que ha tenido acceso este periódico, supone "unos daños morales" para la empleada, que tendrá que ser indemnizada con 35.000 euros.

La Sala de lo social, con sede en Málaga, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso que la parte demandada interpuso en contra de la resolución judicial, dictada en agosto del pasado 2017 y que ahora queda confirmada.

Según la sentencia, se vulneraba el derecho a la igualdad y a la no discriminación por sexo

En el año 2014, la empresa, que presta servicios administrativos de gestoría en la tramitación de expedientes de operaciones financieras concertados, acordó con los empleados la reducción de los incentivos para ese ejercicio, debido a que la situación no era óptima, con la previsión de que en los ejercicios siguientes se fueran recuperando. Entre 2014 y 2016, ambos incluidos, los responsables de departamento percibieron las citadas retribuciones. Sin embargo, la trabajadora observó que "fue la única de sus compañeros que no experimentó un incremento similar al de ellos", pasando a percibir cantidades "sensiblemente inferiores". Así, se dirigió al gerente para interesarse por los motivos que justificaban tales diferencias, "sin que conste que tuviera respuesta a sus preguntas", según indica el fallo.

En mayo de 2017, la mujer fue despedida. La investigación se inició solo un mes después, cuando la denuncia tuvo entrada en el Juzgado Decano y dictó una sentencia que fue recurrida por la empresa demandada. La empleada había percibido cantidades inferiores al resto durante los años 2014, 2015 y 2016. Concretamente, en ese primer ejercicio, cobró un total de 37.897, 60 euros, mientras que el resto de sus compañeros de idéntica categoría percibieron unas retribuciones comprendidas entre los 39.622,56 euros y los 41 1222,64. Ese desfase se evidenció en mayor medida un año después. Según la resolución judicial, se considera probado que la cantidad abonada a la trabajadora en concepto de incentivo "era inferior a la satisfecha al resto de los responsables de departamento", existiendo unas diferencias que en los dos últimos años "han llegado a superar los 2.000 euros". De ahí que, reza el escrito, es "incuestionable" que la afectada recibió retribuciones más bajas que sus compañeros varones, por lo que "ante esos indicios discriminatorios" debe ser la empresa la que acredite esa diferencia retributiva aunque, "esa justificación no se ha producido".

La afectada había comenzado a trabajar en la empresa en diciembre del año 94, ostentando entonces la categoría de profesional de oficial primera. Dos años después, fue nombrada responsable del Departamento de Administración y, en 2009, el gerente la nombró responsable del departamento de Finanzas. nEn el organigrama de cargos y departamentos figuran cuatro jefaturas o responsables de departamentos: una Secretaría Técnica y la Gerencia, de la que dependen jerárquicamente todos los responsables de departamentos. Todos ellos, ocupados por varones, excepto el de Finanzas, del que se encargaba una mujer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios