Condenan al portero de un bar de la playa de Torremolinos por agredir a un hombre

La Audiencia de Málaga ha condenado al portero de un establecimiento de ocio en una zona de playa de Torremolinos por agredir a un hombre, al que dio un puñetazo en la cara que le hizo caer, tras lo que continuó golpeándole. Se le impone nueve meses de prisión y el pago de 24.000 euros a la víctima por las lesiones y las secuelas.

Los hechos sucedieron en julio de 2011 de madrugada. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado estaba desempeñando su trabajo como portero de un establecimiento de ocio en la zona de Los Álamos.

En un momento determinado, "sin que mediara provocación alguna", se dirigió a la víctima y le dio un primer golpe, que lo tiró al suelo, tras lo que siguió, según señala la resolución de la Sala.

Como consecuencia de estos hechos, el hombre sufrió varias lesiones, como traumatismo craneofacial y otras heridas, por lo que tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica. El perjudicado tardó en curar 278 días y le han quedado secuelas, como la pérdida de agudeza visual.

Por estos hechos se condena al hombre por un delito de lesiones, aplicándole la circunstancia que atenúa la pena de reparación del daño, ya que el acusado ha pagado previamente parte de la indemnización al perjudicado. Se le impone nueve meses de prisión y el pago de 28.000 euros, de los que se descontarán los 4.000 euros ya entregados. El chiringuito responde como responsable civil subsidiario. El acusado y su defensa mostraron su conformidad en el juicio con los hechos por los que era acusado y con las penas solicitadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios