Congeniando con el gigante Google

  • La multinacional ha seleccionado a varias empresas malagueñas como casos de éxito entre un millar en Europa T-Ingeniamos, nacida en plena crisis para la construcción, es una de ellas

Jorge Martínez está acostumbrado a escuchar peticiones curiosas porque su empresa, especializada en domótica y certificación acústica, trabaja de forma habitual con clientes millonarios en la Costa del Sol. Pero reconoce que se quedó sorprendido cuando hace unos meses recibió una llamada de la todopoderosa Google. La multinacional buscaba ejemplos de empresas de éxito en Europa que utilizaran habitualmente sus herramientas con un doble objetivo: fomentar el emprendimiento y destacar las ventajas de sus productos, como Google Adwords.

No era cuestión de llegar y topar. Google hizo una preselección e incluyó a T-Ingeniamos, la firma malagueña que Martínez fundó en 2008 junto a otros dos socios. "Nos hicieron una entrevista telefónica, luego nos preguntaron por correo electrónico aspectos relacionados con nuestros planteamientos a corto o medio plazo o cómo influía el uso de Google en nuestra empresa, posteriormente firmamos un contrato para que pudieran usar nuestro nombre y nuestro logo, en enero vino un fotógrafo y nos hicieron un reportaje que ha salido publicado en el portal de Google", explica.

La campaña se llama Growth Engine y han sido seleccionadas un millar de empresas en toda Europa. En Málaga, además de T-Ingeniamos, aparecen Canal Sur, Quéhoroscopo y Talleres Inyecmóvil. De cada compañía destacan un aspecto que le ha llevado a ese éxito, como la mejora de la visibilidad de la marca, ser un líder en el mercado español en su segmento, ser más productivo o crear nuevas líneas de negocio. En el resto de Andalucía Google ha elegido a otras dos empresas de Córdoba (3 Artes Estudio y Paraguas Doppler), dos de Granada (Parainmigrantes.info y Granada a pie), y una de Sevilla (Hogar Salud).

Con esta medida, Google hace una labor de responsabilidad social corporativa, hace publicidad de sus servicios y, de paso, conecta a un millar de empresas en toda Europa. Las compañías, por su parte, consiguen un mayor reconocimiento y, si bien la multinacional no les hace descuentos en sus productos, sí les está generando mayor tráfico a sus respectivas páginas y han ganado en notoriedad. Puede haber incluso colaboraciones futuras, pues desde Google han planteado que estos empresarios den charlas a emprendedores.

Los jóvenes promotores de T-Ingeniamos, situados en una incubadora de Promálaga, mantienen así su buena racha ya que en noviembre recibieron un premio del Colegio Oficial de Graduados e Ingenieros Técnicos de Telecomunicación de Andalucía. No es baladí ya que han luchado contra viento y marea y han tenido, por ahora, la recompensa de sobrevivir, que no es poco.

T-Ingeniamos nació en 2008 de la mano de tres jóvenes malagueños que procedían de Telecomunicaciones y Empresariales. Con la carrera recién terminada, vieron un nicho de mercado en el nuevo Código Técnico de Edificación, que obligaba a las constructoras a incluir mejoras en las nuevas viviendas que se construyeran. "Fue la primera en la frente", recuerda Martínez, pues el sector del ladrillo se desplomó justo cuando iban a empezar a funcionar. "Tuvimos que reorganizar todo y darle una vuelta completa al negocio. Pasamos de especializarnos en el área residencial a hacerlo en locales comerciales, así como de instalar sistemas de domótica en viviendas de clase media a centrarnos en viviendas exclusivas de clase alta en la costa", indica.

Han conseguido mantener su empresa, han aumentado la plantilla -ahora son siete trabajadores- y el año pasado elevaron su facturación un 25%. Las perspectivas para este 2015 son también favorables. "Seguimos vivos tras casi siete años, no le debemos nada a nadie y estamos creando empleo. En 2008 estábamos más perdidos que el barco del arroz, pero fue una suerte que no fuéramos cabezones y que supiéramos reconvertirnos", añade Martínez. Ahora hasta Google se ha fijado en ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios