El Consistorio ingresará unos 6 millones con el hotel de Moneo junto al Guadalmedina

  • La compensación quedará fijada en un convenio · Tráfico limita a tres las plantas del aparcamiento, con 240 plazas

Comentarios 0

La tramitación del proyecto urbanístico diseñado por el arquitecto Rafael Moneo junto al cauce del río Guadalmedina, en pleno centro histórico, llega a su fase final. La promotora de esta actuación y propietaria de las parcelas en las que se levantará el hotel de cuatro estrellas que llevará la firma de este prestigioso urbanista, así como de dos edificios de oficinas, Promociones Braser, y el Ayuntamiento de Málaga están a la espera de suscribir un convenio que desbloqueará de manera definitiva esta intervención. Según pudo saber este periódico de fuentes cercanas a la iniciativa, este acuerdo incluirá una compensación económica por parte de la sociedad constructora que rondará los 6 millones de euros.

Aunque no será ésta la única aportación que Braser deberá realizar al Consistorio para poder desarrollar este proyecto. En este sentido, deberá también ejecutar la reurbanización de la plaza de Hoyo de Esparteros y de las calles aledañas a donde se situarán los edificios (Prim, Pasillo de Atocha y Pasillo de Santa Isabel), una parte de la obra que podría implicar un coste superior a los 2 millones de euros, ya que en el desarrollo de la misma será necesario modificar un antiguo e importante colector de aguas que pasa por la zona.

Preguntando por ello, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, señaló que la idea es que la mejora que se efectuará en este espacio se haga empleando "materiales de calidad", como los que se han utilizado hasta el momento en la reurbanización del centro histórico. El diseño de estas actuaciones, según confirmó, también corresponde a Moneo.

Todos estos elementos formarán parte del convenio urbanístico que las dos partes podrían firmar en las próximas semanas y al que se le dará luz verde tras muchos meses de contactos entre los técnicos municipales y de la empresa promotora. Los últimos escollos a los que se enfrentaba el proyecto eran, de un lado, la alineación de los bloques previstos, que serán finalmente respetados por la Gerencia de Urbanismo, y, de otro, los aparcamientos planteados.

De origen, según las fuentes consultadas, la intención de Promociones Braser era dar forma a un aparcamiento subterráneo dotado de cuatro plantas. Sin embargo, un informe elaborado por el área municipal de Tráfico y Movilidad desaconseja esa intervención y propone rebajar a tres el número de niveles de estacionamiento, con unos 6.000 metros cuadrados de superficie. Dada la superficie únicamente son obligatorios dos puntos de acceso y salida del mismo.

De este modo, el hotel y las oficinas que ocuparán este espacio dispondrán de un total de 240 plazas de aparcamiento, de las que al menos 60 deberán ir destinados a los clientes del establecimiento hotelero y del personal de las oficinas, mientras que las restantes 180 plazas deberán quedar reservadas para la venta a residentes del entorno.

Este detalle ha supuesto también algunas diferencias entre el Ayuntamiento y la constructora, que planteaba la posibilidad de que una parte de los estacionamientos, situados justo al lado del parking de Camas, de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa), fuesen en rotación.

Hace algunas semanas, la promotora dio los primeros pasos en esta actuación al ejecutar la demolición de uno de los inmuebles afectados por el proyecto y que, en los últimos años, ya había sido objeto de varios incendios.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios