El Consistorio hace "responsable moral" de las grietas de Carranque a la Junta

Los vecinos de Carranque afectados por las grietas surgidas años atrás en sus viviendas, antiguamente propiedad de la Junta de Andalucía, acaban de encontrar un aliado en sus reclamaciones ante la Administración regional: el Ayuntamiento de Málaga. El día después de que el delegado provincial de Obras Públicas, Enrique Benítez, descartase cualquier opción de actuar sobre estas casas por suponer un coste que no puede asumir en este momento su departamento, el delegado municipal de Ordenación del Territorio, Diego Maldonado, le reclamó "un esfuerzo" y que libere una partida económica para poner coto a un problema que toca de lleno a más de un centenar de construcciones.

Maldonado, que dijo desconocer el tipo de relación contractual que hoy existe entre la Junta y los afectados, sí fue claro al considerar que existe "una responsabilidad moral" por parte de la institución regional, al haber sido durante décadas propietaria de estas edificaciones, muchas de ellas adquiridas posteriormente por los residentes.

Según explicaba el pasado jueves el presidente de la asociación de vecinos de Carranque que promueve esta reclamación, Miguel Rueda, en muchos de los casos los actuales inquilinos compraron las construcciones con el compromiso de la Junta de actuar en las mismas, sin que ello haya tenido lugar. "Esperaría de la Junta que busque financiación extraordinaria", dijo el delegado municipal, a la vez que portavoz del equipo de gobierno del PP. De hecho, aseguró haber hablado con Benítez sobre este asunto y haberle expuesto este mismo argumento.

El delegado de Obras Públicas informó ayer a este periódico de que está trabajando a nivel interno de la consejería tratando de hallar una salida a la actual situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios