El Consorcio tendrá peritado en un mes el 85% de los destrozos

  • El número de afectados por los daños que provocó el vendaval se eleva ya a 1.200 · La Subdelegación del Gobierno ha empezado a tramitar las ayudas para los afectados que carecían de póliza de seguro

Un mes calcula el Consorcio de Compensación de Seguros que necesitarán los peritos para evaluar y cuantificar al menos el 85% de los daños que provocó el tornado el pasado domingo en la zona oeste de la capital. Las primeras reclamaciones ya están siendo valoradas por los 13 técnicos de este organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda que se dedicarán en exclusiva a esta tarea en las próximas semanas para agilizar el pago de las indemnizaciones a los afectados que tuvieran sus bienes asegurados y cuya cuantía se ha estimado de forma provisional en unos 8 millones de euros.

Diez de ellos se encargarán de peritar las 230 viviendas, 65 comunidades de propietarios y 65 comercios e industrias que resultaron dañadas por el paso del tornado, mientras que otros tres deberán valorar los destrozos que sufrieron 350 vehículos y 30 autobuses asegurados cuyos propietarios ya han presentado la reclamación.

En algunos casos, incluso, el Consorcio de Seguros tiene intención de peritar de inmediato los daños, aunque el dueño aún no haya reclamado "porque sabemos que tiene seguro y queremos agilizar todo lo posible los trámites", aseguró ayer el subdirector de Tasación del Consorcio de Seguros, Alfonso Manrique, que visitó personalmente las zonas afectadas.

El número de afectados por el tornado asciende ya a 1.200 personas, aunque los bienes asegurados reclamados hasta el momento ronda los 740. En este caso, el Consorcio de Compensación de Seguros prevé que los afectados puedan cobrar las primeras indemnizaciones en el plazo de un mes desde que se concluya la peritación de los daños asegurados.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda espera que haya un alto porcentaje de aseguramiento ya que "lo normal es que la mayoría de las viviendas y, fundamentalmente, las más nuevas, dispongan de seguro, porque el banco lo exige a la hora de hipotecar un inmueble", señaló Manrique.

Tampoco se han detectado grandes problemas en los edificios más antiguos puesto que la mayoría tiene pólizas de comunidad, que "incluyen a todas las viviendas de los vecinos".

Pero mientras llegan las ayudas, el delegado del Consorcio de Seguros en Andalucía oriental, Enrique Pérez, recomendó a los cientos de afectados por el tornado que inicien la reparación inmediata de los daños y que se conserven fotografías o algún tipo de justificación para que "podamos liquidar el daño con arreglo a la póliza del seguro contratada".

Además, advirtió a esas personas que deben acudir "lo antes posible" y con toda la documentación necesaria -identificación del solicitante, justificación de los daños, así como la póliza y el recibo de la misma- al Consorcio de Seguros para tramitar la reclamación.

Para las personas que no tengan sus bienes asegurados, el Gobierno ha previsto una serie de ayudas en base al Real Decreto 307/2005 de 18 de marzo para hacer frente a determinadas situaciones de emergencia o de naturaleza catastrófica como es el caso del tornado. Aunque en principio se apuntó a que el Consejo de Ministros tendría que aprobar estas ayudas, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, dijo ayer que no será necesario este trámite y que ya se han empezado a tramitar las primeras peticiones y lanzó un mensaje de tranquilidad porque "prácticamente todos los daños por una vía u otra se van a recuperar".

Las ayudas para las personas que no tienen aseguradas sus propiedades se sitúan en torno a los 2.500 euros para los daños en enseres y de unos 5.000 hasta 15.000 euros en el caso de las viviendas.

13

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios