Constructores: "Griñán no ha traído nada a Málaga"

  • Prado afirma que la paralización de las obras de Fomento puede afectar a 10.000 trabajadores

Las reacciones ante la reunión mantenida el pasado lunes entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su homólogo en Andalucía, José Antonio Griñán, no se han hecho esperar. El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores (ACP) de Málaga, José Prado, lamentó el resultado obtenido en dicho encuentro para la provincia, ya que Griñán "no ha traído nada para Málaga", en relación a los 500 millones para infraestructura que anunció la ministra de Economía, Elena Salgado, la pasada semana.

"Me parece perfecto que se hayan liberado las obras del segundo puente de Cádiz, una actuaciones en la A-7 a su paso por Granada, así como unos trabajos en Despeñaperros, pero en Málaga tenemos obras paralizadas tan importantes como el soterramiento de San Pedro Alcántara, la hiperronda y el tercer carril de la ronda este", aseveró Prado, quien afirmó que esperaba que se hubiesen liberado algunas de estas obras "tan importantes".

Recalcó que las medidas tomadas por el Ministerio de Fomento van a tener unas consecuencias "muy graves" para las empresas malagueñas, ya que hasta finales de año las paralizaciones de las "grandes obras de Fomento pueden afectar perfectamente a 10.000 trabajadores".

Ante este hecho, Prado afirmó sentirse "ofuscado y preocupado", ya que "habrá que esperar hasta que se aprueben los próximos Presupuestos Generales del Estado, en octubre de 2011, por lo que las obras permanecerán paralizadas unos diez meses"

A este respecto, recordó que el Ministerio de Fomento sólo puede destinar 600.000 euros para las obras de los viaductos en el tercer carril de la ronda este, cuyo coste es de 6 millones de euros. "La empresa constructora no es una banca. La reestructuración de pagos que había anunciado el Ministerio no es tal, sino que se traduce en una parada absoluta de las obras", afirmó el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Málaga.

Por último, Prado criticó que el Gobierno "cargue los recortes a la vivienda y la obra pública y no en otros gastos que no son tan sostenibles, con lo que el Estado no facilita la labor para contar en un futuro con un país estructurado". Recalcó que el recorte en la obra pública supondrá para el estado más prestaciones por desempleo al no obtener la rectrocesión del 57% por medio de los tributos. "El recorte en infraestructuras es lo último que se tendría que hacer", puntualizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios