La Cónsula se para mientras Alonso confía en dar una solución en breve

  • Los alumnos de la escuela de hostelería de capital inician una huelga indefinida con casi el 100% de seguimiento el primer día

Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Málaga La Cónsula dijeron ayer "basta" y el centro de formación se paralizó casi por completo, hasta que se garanticen la formación que se les prometió, la limpieza del centro y la liquidez proveer las cocinas. Al otro lado de la ciudad, el consejero de Educación, Turismo y Deporte, Luciano Alonso, dio un nuevo plazo, confiando en que en esta semana todos los trámites administrativos queden solventados y que la escuela recupere la normalidad.

La huelga indefinida fue secundada en el primer día de convocatoria por casi la totalidad de los estudiantes de La Cónsula. Tan solo asistieron a clase cuatro o cinco alumnos del primer curso de Servicio, según fuentes del centro consultadas por este periódico, con los que se repasó la materia dada hasta el momento. Los demás se reunieron a primera hora de la mañana en asamblea y organizaron un calendario de movilizaciones que esta mañana desvelarán en una rueda de prensa. Desde hace casi dos meses el centro no tiene servicio de limpieza ni liquidez para llenar las cocinas de los alimentos necesarios para la formación. Los alumnos de segundo curso llevan desde Navidad sin entrar en la cocina y los de primero, que iniciaron las clases a principios de enero, no han tenido la oportunidad de encender aún un fogón.

En la jornada de hoy los trabajadores de la escuela de hostelería también tienen previsto reunirse en asamblea para debatir sobre posibles acciones de protesta por la situación que arrastran en el centro , además del impago de la nómina de enero, a la que prevén se sume la de febrero. Lo principal es que los alumnos reciban las clases dentro de la normalidad y que el personal cobre, insistieron ayer los trabajadores de la escuela consultados, a la espera de que llegue el dinero, se liquide el consorcio por el que se rige el centro y se integren en la nueva Agencia Pública Andaluza para la Educación y la Formación.

Luciano Alonso, preguntado ayer sobre los problemas que vienen arrastrando las escuelas de hostelería de la provincia en una rueda de prensa ofrecida en la capital sobre la ITB -la feria de turismo de Berlín-, volvió a dar un nuevo plazo y confió en que esta misma semana se entregue toda la documentación que se está analizando a Intervención de la Junta, para que dé el visto bueno definitivo y puedan formar parte de la recién creada Agencia Pública Andaluza para la Educación y la Formación. "La sociedad nos exige a los poderes públicos, y más en los últimos tiempos, que haya un control extraordinario y riguroso del dinero público. Durante años, los consorcios estaban formados al 80% por la Junta y al 20% por los ayuntamientos, que sólo fueron a la fiesta de entregar diplomas, nunca estuvieron en las cuentas ni pusieron dinero", manifestó el consejero, quien ha incidido en que el sistema de subvenciones que existía "no es aceptado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios