La Cónsula y La Fonda mantienen el pulso tras la reunión con Susana Díaz

  • A alumnos y empleados ya no les convencen "las promesas, vengan de quien vengan" Abandonarán cuando haya una solución real

"Las promesas, vengan de quien vengan" ya no convencen a los alumnos y trabajadores de las escuelas de hostelería La Cónsula y La Fonda. Ambos agradecieron ayer el gesto de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de reunirse con ellos en la tarde del jueves -después de un acto del PSOE sobre educación-, pero ni los alumnos del centro de la capital abandonarán la huelga indefinida que iniciaron el pasado lunes ni los trabajadores de Benalmádena dejarán de protestar con sus pancartas tras nueve meses de impago en sus nóminas.

El compromiso de Susana Díaz de agilizar el trámite de los expedientes de los dos centros e inyectarles liquidez lo más rápido posible para que los alumnos puedan recibir las clases con total normalidad no ha conseguido tranquilizar a los estudiantes de La Cónsula que ayer concretaron que hasta que "el restaurante abra y empiecen las clases no vamos a dejar la huelga; es el acuerdo al que hemos llegado todos los compañeros". Miguel Romero, uno de los portavoces de los estudiantes, insistió ayer en que agradecen el gesto de la presidenta, pero que no existen "garantías" de que el dinero llegue a la escuela con inmediatez.

La semana próxima volverán a reunirse con Susana Díaz en la Delegación de Educación y esperan que para entonces la presidenta pueda concretar algo más la situación y el tiempo que resta hasta que se le dé una solución "práctica y real", que es lo que necesita la escuela y los alumnos, como matizó Conchi Rando, otra de las portavoces de la escuela. "Nos hemos reunido ya con tanta gente y nos han hecho tantas promesas que ya no nos creemos nada, venga de quien venga", aseguró esta estudiante a la vez que enumeraba uno por uno los cargos de Educación del Ejecutivo andaluz que los han recibido y que hasta el momento no han conseguido que la escuela eche a andar.

Precisamente ayer en La Cónsula y La Fonda se encontraban ultimando el papeleo de los expedientes correspondientes a 2012 para solventar una serie de incidencias detectadas por la Intervención de la Junta de Andalucía y remitirlos de nuevo al órgano para que dé el visto bueno. Por lo que, previsiblemente, hasta que este paso no esté concluido no se harán efectivos los pagos pendientes a los centros. Los trabajadores de La Cónsula no se mostraron muy convencidos de que la semana que viene se le pueda una solución a la escuela, precisamente por esto, pero sí coincidieron en que están preparando la documentación a destajo para que salga cuanto antes del centro.

En cuanto a la propuesta lanzada ayer por el alcalde, Francisco de la Torre, de que el Ayuntamiento asuma temporalmente la gestión de La Cónsula hasta que el Gobierno andaluz solucione los problemas de financiación, los empleados explicaron que bien podía haberla lanzado tiempo atrás, cuando empezaron los problemas.

La representante de los trabajadores de La Fonda, Carmen Sánchez, explicó que continuarán con las movilizaciones hasta que cobren las nóminas que se le adeudan y las clases comiencen, porque en la escuela de Benalmádena el curso no ha llegado si quiera a iniciarse. El encuentro con la presidenta les pareció "un poco más de lo mismo, crea falsas expectativas". Díaz aseguró desconocer la situación de La Fonda y le dijo a los alumnos que le pondrá un empeño doble a su solución. "Si verdaderamente la desconocía es para llevarse las manos a las cabeza", concluyó Sánchez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios