Correr con 25 kilos a la espalda

  • Los bomberos celebran el día de su patrón con una particular prueba física

Juan Carlos Subiris volvió ayer a ser el mejor. Tenía el récord en 60 segundos justos. Y, aunque tardó 61, fue el más rápido de la veintena de bomberos malagueños que participaron en la prueba de Subida a la Torre del parque ubicado en la Avenida de Molière. El recorrido consistía en correr unos 200 metros y subir los 152 escalones y las ocho plantas de la torre de vigilancia de las instalaciones de Carretera de Cádiz. Pero no era tan fácil: los participantes iban vestidos con todo el equipo de rescate que pesaba más de 25 kilos y llevaban puesta la mascarilla de respiración autónoma.

La competición, celebrada como cada año para celebrar el patrón de los bomberos, se desarrolló en seis diferentes categorías y los participantes procedían de los parques de Málaga, Benalmádena o Antequera "y en general de toda la provincia", según explicaron en el Parque de Bomberos. El circuito estaba conformado por un recorrido en forma de "U" que finalmente acababa en una dura ascensión hasta la parte más alta de la torre del parque. Es ahí donde se notaba la forma física de cada uno de los corredores. "Es difícil hacerlo rápido porque el cambio entre el llano y la ascensión es muy brusco", explicaba Raúl Gámez, que tardó un minuto y doce segundos en completar su particular viaje. "Pero lo importante aquí es pasarlo bien. Después de todo esto nos vamos a comer todos los compañeros juntos y pasamos una gran jornada de convivencia", añadía a duras penas justo después de realizar el viaje.

El propio concejal de Seguridad, Antonio Cordero, mostraba durante la prueba su sorpresa al ver la velocidad a la que discurrían los participantes. "Es espectacular y demuestra la gran preparación que tiene el Real Cuerpo de Bomberos de Málaga", aseguraba mientras seguía con mucho interés la prueba. Al acto también acudió el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios